Por el piton derecho
cuenca pc
PUBLICIDAD cuenca app
PUBLICIDAD BIEN PORTEÑO MENU app
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
PUBLICIDAD menu taurino APP
PUBLICIDAD
BIEN PORTEÑO MENU PC
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Hotel Torremangana pc
PUBLICIDAD
Toros Iniesta PC
PUBLICIDAD
Mercedes PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Feria Albacete PC
PUBLICIDAD
Alfarero de Oro PC
PUBLICIDAD
Restaurante PC
PUBLICIDAD
Menu tuarino PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
07 de Agosto de 2019
Ilusiones rotas
01 de Agosto de 2019
No siempre ha sido así
27 de Julio de 2019
Hasta pronto, torero
17 de Julio de 2019
Hombres
26 de Junio de 2019
Cielo e infierno
12 de Junio de 2019
Urge
29 de Mayo de 2019
Bienvenidos
15 de Mayo de 2019
Naturalmente
Miércoles, 03 de Abril de 2019
Ahora o nunca

El relevo tiene que ser ahora. El cambio debe de producirse ya. La nueva hornada de toreros jóvenes promete y mucho. La baraja de recién alternativados ilusiona. Les ha llegado la hora de dar el paso. A su favor tienen la mejor de las oportunidades que se le puede dar a un chaval que quiere hacerse rico en esto. Me estoy refiriendo a la próxima Feria de San Isidro 2019.

Y es que el serial isidril que comienza en un cuarto de hora les ha venido como anillo al dedo. Jamás podrían haber soñado con una oportunidad tan buena. Una feria en donde no estará casi ninguna figura del toreo –por los motivos que todos sabemos–, y en donde la mayor carga de responsabilidad recaerá sobre ellos. Y no sólo en los que llevan muy poco tiempo de alternativa y están muy cerca de ponerse en figura, sino también en otro tipo de toreros más curtidos y con más años de alternativa que pueden salir muy reforzados como figuras de la corrida dura.

Intuyo que las figuras del toreo actuales están dando sus últimos coletazos en esto. Unos porque torean muy poco ya y, por tanto, se dosifican bastante merced a su edad y a su lógico declive físico. Otros porque están muy vistos por el público y el aficionado y tienen poco más que decir en esto. Otros porque llevan demasiados años de alternativa y su circuito va al margen del de los demás. Razones varias para que los ocho o diez toreros jóvenes y los cinco o seis toreros no tan jóvenes pero por contra poco vistos cojan el toro por los cuernos (nunca mejor dicho) y digan eso de «aquí estoy yo para mandar en esto y ponerme rico». Créanme si les digo que quizá nunca lo han tenido tan fácil.

A lo largo de la historia del toreo se han malogrado muchos buenos toreros y ha habido demasiadas esperanzas rotas. Y ha ocurrido porque esos buenos toreros han tenido la desgracia de coincidir en tiempo y espacio con una baraja de matadores tan impresionantes que han eclipsado a los que tan sólo eran considerados como buenos toreros. Por suerte o por desgracia, eso hoy no está ocurriendo porque los que han sido impresionantes están de vuelta y en retirada y los buenos que vienen arreando son muy buenos. Por tanto, este tiempo es suyo. El destino o vete tú a saber qué, les ha puesto una oportunidad de oro delante de sus narices. Y no dudo en afirmar que el que sea capaz y tenga la suerte de aprovecharla se pondrá muy pronto a mandar en esto. Madrid está a la vuelta de la esquina. Es el momento de los Roca Rey, López Simón, Paco Ureña, David Galván, Ginés Marín, Pablo Aguado, Román, Álvaro Lorenzo, José Ortega o José Garrido. Es el momento de los dos o tres novilleros que ilusionan y que esta temporada se van a convertir en matadores de toros. Y por supuesto también es el momento de los Emilio de Justo, Octavio Chacón o Rubén Pinar. Es ahora o nunca.

Miércoles, 03 de Abril de 2019
Ahora o nunca

El relevo tiene que ser ahora. El cambio debe de producirse ya. La nueva hornada de toreros jóvenes promete y mucho. La baraja de recién alternativados ilusiona. Les ha llegado la hora de dar el paso. A su favor tienen la mejor de las oportunidades que se le puede dar a un chaval que quiere hacerse rico en esto. Me estoy refiriendo a la próxima Feria de San Isidro 2019.

Y es que el serial isidril que comienza en un cuarto de hora les ha venido como anillo al dedo. Jamás podrían haber soñado con una oportunidad tan buena. Una feria en donde no estará casi ninguna figura del toreo –por los motivos que todos sabemos–, y en donde la mayor carga de responsabilidad recaerá sobre ellos. Y no sólo en los que llevan muy poco tiempo de alternativa y están muy cerca de ponerse en figura, sino también en otro tipo de toreros más curtidos y con más años de alternativa que pueden salir muy reforzados como figuras de la corrida dura.

Intuyo que las figuras del toreo actuales están dando sus últimos coletazos en esto. Unos porque torean muy poco ya y, por tanto, se dosifican bastante merced a su edad y a su lógico declive físico. Otros porque están muy vistos por el público y el aficionado y tienen poco más que decir en esto. Otros porque llevan demasiados años de alternativa y su circuito va al margen del de los demás. Razones varias para que los ocho o diez toreros jóvenes y los cinco o seis toreros no tan jóvenes pero por contra poco vistos cojan el toro por los cuernos (nunca mejor dicho) y digan eso de «aquí estoy yo para mandar en esto y ponerme rico». Créanme si les digo que quizá nunca lo han tenido tan fácil.

A lo largo de la historia del toreo se han malogrado muchos buenos toreros y ha habido demasiadas esperanzas rotas. Y ha ocurrido porque esos buenos toreros han tenido la desgracia de coincidir en tiempo y espacio con una baraja de matadores tan impresionantes que han eclipsado a los que tan sólo eran considerados como buenos toreros. Por suerte o por desgracia, eso hoy no está ocurriendo porque los que han sido impresionantes están de vuelta y en retirada y los buenos que vienen arreando son muy buenos. Por tanto, este tiempo es suyo. El destino o vete tú a saber qué, les ha puesto una oportunidad de oro delante de sus narices. Y no dudo en afirmar que el que sea capaz y tenga la suerte de aprovecharla se pondrá muy pronto a mandar en esto. Madrid está a la vuelta de la esquina. Es el momento de los Roca Rey, López Simón, Paco Ureña, David Galván, Ginés Marín, Pablo Aguado, Román, Álvaro Lorenzo, José Ortega o José Garrido. Es el momento de los dos o tres novilleros que ilusionan y que esta temporada se van a convertir en matadores de toros. Y por supuesto también es el momento de los Emilio de Justo, Octavio Chacón o Rubén Pinar. Es ahora o nunca.

07 de Agosto de 2019
Ilusiones rotas
01 de Agosto de 2019
No siempre ha sido así
27 de Julio de 2019
Hasta pronto, torero
17 de Julio de 2019
Hombres
26 de Junio de 2019
Cielo e infierno
12 de Junio de 2019
Urge
29 de Mayo de 2019
Bienvenidos
15 de Mayo de 2019
Naturalmente