Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Citroen las flores APP
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Citroen las flores PC
PUBLICIDAD
Mercedes PC
PUBLICIDAD
Restaurante PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
21 de Octubre de 2019
Está asumido
03 de Octubre de 2019
Se puede
20 de Septiembre de 2019
Solo para hombres
03 de Septiembre de 2019
Nosotros mismos
22 de Agosto de 2019
El que mató a Manolete
07 de Agosto de 2019
Ilusiones rotas
01 de Agosto de 2019
No siempre ha sido así
27 de Julio de 2019
Hasta pronto, torero
Miércoles, 17 de Julio de 2019
Hombres
Quiero que este artículo sea un alegato a favor de tantos y tantos chavales que empiezan. Un homenaje a la hombría de unos hombres que son capaces de jugarse todo por nada. Que no dudan ni un segundo cuando les dicen de ir a Madrid a matar una novillada nocturna a la que van a ir cuatro gatos y en la que se van a enfrentar a unos animales que no van a ser precisamente gatos. Novilleros que apenas han toreado y que tienen claro que su futuro pasa porque pase algo en Madrid. Porque sólo si pasa algo en Madrid van a poder torear en otros muchos sitios que de no ser así no pisarían ni en sueños.
 
Hace mucho que pasó el tiempo en el que los novilleros iban a Madrid después de haberse rodado por las abundantes novilladas que se daban en los pueblos y en muchas ciudades españolas. Por desgracia aquel tiempo ya pasó y ahora es de todos conocido que las circunstancias son totalmente opuestas a la de aquellos años gloriosos. La reducción general de los espectáculos taurinos por las causas que todos sabemos han perjudicado sobre todo a tantos y tantos chavales que empiezan. Por eso tienen hoy más mérito que nunca. Por eso hoy hay que cantarles a todos y cada uno de ellos los cojones (con perdón) que tienen. Porque se enfrentan a lo imposible. A lo impredecible. Al enorme y desproporcionado novillo-toro que sale en Madrid, el cual no lo pone nada fácil y que hace que la ley del más fuerte se imponga como no se impone en ninguna otra faceta de la vida. Porque van a matar o morir sin apenas haber visto un pitón en su vida. Hay que ser muy hombre para hacer lo que ellos hacen.
 
Sólo tengo palabras de admiración para todos los novilleros que están matando las novilladas nocturnas de Madrid. Y las tengo porque van a jugarse la vida de verdad. Sin trampa ni cartón. Porque exponen con la máxima inocencia y verdad su pecho y sus muslos para que pase algo. Para ganarse un futuro mejor. Para dejar de poner dinero por torear. Para encontrar un hueco entre los elegidos. En la mayoría de los casos son inexpertos, sí. Las circunstancias así lo han querido. Pero a pesar de su insultante juventud hace tiempo que son hombres. Muy hombres.
Miércoles, 17 de Julio de 2019
Hombres
Quiero que este artículo sea un alegato a favor de tantos y tantos chavales que empiezan. Un homenaje a la hombría de unos hombres que son capaces de jugarse todo por nada. Que no dudan ni un segundo cuando les dicen de ir a Madrid a matar una novillada nocturna a la que van a ir cuatro gatos y en la que se van a enfrentar a unos animales que no van a ser precisamente gatos. Novilleros que apenas han toreado y que tienen claro que su futuro pasa porque pase algo en Madrid. Porque sólo si pasa algo en Madrid van a poder torear en otros muchos sitios que de no ser así no pisarían ni en sueños.
 
Hace mucho que pasó el tiempo en el que los novilleros iban a Madrid después de haberse rodado por las abundantes novilladas que se daban en los pueblos y en muchas ciudades españolas. Por desgracia aquel tiempo ya pasó y ahora es de todos conocido que las circunstancias son totalmente opuestas a la de aquellos años gloriosos. La reducción general de los espectáculos taurinos por las causas que todos sabemos han perjudicado sobre todo a tantos y tantos chavales que empiezan. Por eso tienen hoy más mérito que nunca. Por eso hoy hay que cantarles a todos y cada uno de ellos los cojones (con perdón) que tienen. Porque se enfrentan a lo imposible. A lo impredecible. Al enorme y desproporcionado novillo-toro que sale en Madrid, el cual no lo pone nada fácil y que hace que la ley del más fuerte se imponga como no se impone en ninguna otra faceta de la vida. Porque van a matar o morir sin apenas haber visto un pitón en su vida. Hay que ser muy hombre para hacer lo que ellos hacen.
 
Sólo tengo palabras de admiración para todos los novilleros que están matando las novilladas nocturnas de Madrid. Y las tengo porque van a jugarse la vida de verdad. Sin trampa ni cartón. Porque exponen con la máxima inocencia y verdad su pecho y sus muslos para que pase algo. Para ganarse un futuro mejor. Para dejar de poner dinero por torear. Para encontrar un hueco entre los elegidos. En la mayoría de los casos son inexpertos, sí. Las circunstancias así lo han querido. Pero a pesar de su insultante juventud hace tiempo que son hombres. Muy hombres.
21 de Octubre de 2019
Está asumido
03 de Octubre de 2019
Se puede
20 de Septiembre de 2019
Solo para hombres
03 de Septiembre de 2019
Nosotros mismos
22 de Agosto de 2019
El que mató a Manolete
07 de Agosto de 2019
Ilusiones rotas
01 de Agosto de 2019
No siempre ha sido así
27 de Julio de 2019
Hasta pronto, torero