Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Entrevistas. Al Natural
Volver
«¿Alguien da más?»

«¿Alguien da más?»

Maximino Pérez ha rizado el rizo en su feria número 20. En cinco días de toros ha conseguido representar todos los gustos taurinos. Eso, y gracias a Jesulín, poner a Cuenca en el mapa mediático. Él, como sus ferias, es distinto a todos.
Leo Cortijo

- Cualquiera diría que en la feria número 20 de la empresa, ha decidido tirar la casa por la ventana y agradar a todos. ¿Qué balance general hace de esta feria?

- Mi balance general es que he buscado que haya para todos los públicos, porque podía haber más figuras de las que hay, pero solo tenemos cuatro corridas de toros y hay muchísimos gustos dentro del mundo del toro. Ya sean más aficionados, más de toreros mediáticos, más puristas, más toristas, más toreristas… He intentado adaptar la feria a todos los públicos. A unos les habrá gustado más y a otros menos, pero lo que está claro es que la feria es distinta a todas las demás que han salido. 
 
- Ahí radica el logro más importante: que en cinco días se concentren tantos gustos, cosas que en ciclos con más festejos, muchas veces no pasa…
 
- Nosotros intentamos contratar a muchos toreros y unas veces lo conseguimo y otras no. El logro es que todos los conquenses y todos los aficionados que vienen de otros sitios, especialmente Madrid y Valencia, se sientan satisfechos con esta feria. Las críticas, por lo general, han sido buenas y estoy satisfecho el resultado. Ojalá todos los años se nos ocurrieran ideas como ésta, lo que pasa es que cada año se nos van acabando los argumentos. Ya estoy trabajando en la feria de 2019 y no sé qué inventarme, la verdad (risas).
 
- La feria va a pasar a la historia por el regreso de Jesulín, uno de los hitos de su gestión al frente de esta plaza. Una noticia que ha trascendido lo taurino y ha llegado a todos los rincones. ¿Esperaba tanto impacto?
 
- Sí lo esperaba porque Jesulín, al margen de que tenga su prensa social y de corazón y que sea un personaje mediático, ha sido la máxima figura de esto, el que más ha mandado, el que marcó durante seis o siete años cómo se debían establecer todas las ferias, era el torero más poderoso y fuerte que había. Que haya trascendido el ámbito taurino y que por ahora llevemos más de 300 minutos de televisión nacional hablando de Cuenca y de su reaparición, es para mí un orgullo porque a mí las administraciones me contratan para esto, para fomentar la cultura y la economía de una ciudad y para que mediáticamente se hable de ella. Sobra decir que, mediáticamente, lo hemos conseguido.
 
- Pero eso tiene mucho mérito, no se consigue así como así. Absolutamente nada a lo largo del año ha conseguido tanta repercusión para Cuenca. ¿No cree?
 
- Estoy seguro de que va a ser la noticia del año en Cuenca. De lo que más minutos se va a hablar durante mucho tiempo en las televisiones nacionales, es de la reaparición de Jesulín. No os imagináis la cantidad de millones de euros que cuesta la publicidad gratuita que nos están haciendo a esta ciudad con esta reaparición. Me enorgullezco de ello porque, en definitiva, he aportado mi granito de arena para que todos esos comerciantes, hosteleros y restauradores y todos los conquenses en general, se sientan beneficiados en cuanto a la feria y también para que más allá de nuestras fronteras sepan que en Cuenca seguimos vivos.
 
- El impacto económico se espera de casi 2 millones de euros para el sector de la hostelería y la restauración. ¿Es la feria taurina un motor económico para Cuenca?
 
- Es un motor económico, pero además es un motor que nos trate una riqueza cultural, artística, mediática y turística enorme. Y de la cual tenemos que estar muy satisfechos y muy orgullosos. Creo que nos tenemos que sentir todos bien porque hemos conseguido lo que no ha conseguido nadie en muchos y muchos años, que es que se hable tanto de una ciudad tan pequeña como ésta, que tan solo tiene 50.000 habitantes. Ojalá surjan nuevas noticias, aunque no tengan que ver con el mundo del toro, para que se siga hablando de Cuenca a nivel nacional. Ojalá, para que así nos sigan trayendo riqueza a la ciudad y que ésta, que está a un pasito de Madrid y de Valencia, se sienta beneficiada en un futuro directa e indirectamente.
 
- Vamos a los carteles. Muchos aficionados se preguntan si Maximino Pérez va a ganar dinero el día de la monstruo, contratando a los cuatro toreros más caros del escalafón…
 
- No se trata en muchos casos de ganar dinero. Hay años que cuando siembras, con empatar, te conformas porque lo que vas a sembrar va a dejar sus frutos seguramente en dos o tres años. Creo que éste ha sido el principal secreto de que seamos una de las plazas más importantes de España, el hecho de que no hayamos sido ambiciosos económicamente. No se trata de ganar dinero en una sola feria, sino de ir progresando despacio para que el ciclo se vaya extendiendo y consolidando y que todos los años, eso sí, aunque sean pocos, se obtengan algunos beneficios, salvo casos excepcionales como el del año pasado por el tema del agua. Que una feria sea deficitaria un año no debe trascender, lo que es importante es que dé sus frutos a medio y largo plazo. Cuenca los está dando desde hace muchos años, pero seguramente no en las cantidades que la gente se piensa, ni mucho menos. Ahí que tener en cuenta que aquí ponemos toda la carne en el asador y lo que prima a la hora de contratar es el producto de primera categoría, que es el más caro.
 
- Lo decíamos al principio: 20 ferias y otras tantas que quedan. Eso da seguridad y confianza a la hora de trabajar, imagino, ¿no?
 
- Ahora la gente puede pensar: es que le quedan muchos años de contrato y nos tiene que mimar. Cuando tenía un año hacia lo mismo, cuando tenía 10 hacía lo mismo y ahora que la tengo para 23 seguiré haciendo exactamente lo mismo. Dar lo mejor de sí mismo es la única receta de trabajo que conozco y la única que pongo en práctica. Es la receta con la que me siento plenamente satisfecho con lo que hago. Y eso es lo que intento cuidar año tras año.
 
- Esta feria también está marcada por la historia, gracias a la alternativa de un novillero local 45 años después…
 
- Creo que es fundamental que cuidemos a los nuestros, a los que realmente les gusta la tauromaquia, a esos niños que tenían y tienen la ilusión de llegar a ser toreros. A Aitor creo que no le hemos podido cuidar más, desde que empezó en la Escuela Taurina de aquí hasta que se marchó a la de Valencia. Le hemos ayudado cuando debutó con caballos, como novillero le hemos puesto en corridas mixtas durante varias ferias y ahora toca la alternativa. Todo lo que ha estado en nuestra mano, se lo hemos dado. Ésta es una alternativa bonita, en su ciudad y ante una ganadería muy considerada por los aficionados. Además, tomarla en tu tierra y con estos toros tiene más trascendencia que en otro cartel en cualquier otro sitio. Si ese día triunfa con los cebadas, le va a marcar para bien.
 
- Se ha hablado mucho de Jesulín y su regreso, pero hay muchos matices que enriquecen la feria más allá de esto…
 
Tenemos una despedida como es la del maestro Padilla, que es un símbolo de esto. Tenemos una reaparición de un diestro mediático y que lo fue todo durante un tiempo. Tenemos la alternativa de la mayor esperanza local. Tenemos una corrida torista. Tenemos cuatro presentaciones. Y tenemos cuatro figuras que se van a enfrentar entre sí un cartel que nunca se ha visto… ¿Alguien da más?
 
- ¿Qué expectativas hay de respuesta de los aficionados para la feria?
 
- La expectativa que tengo con respecto a todos los que van a asistir es que no solamente saquen su entrada o su abono, sino también que hagan noche en la ciudad, que coman en los restaurantes de aquí, que alternen en la ciudad y que vean lo bonita que está Cuenca y que sepan apreciar que tenemos una ciudad que también es distinta, porque está en medio de la naturaleza y con un encanto especial. Necesitamos mostrarla exteriormente a todos los que vengan. Muchos de los que vengan a los toros, posiblemente, visiten Cuenca por primera vez, y mi deseo es que ojalá se queden en la retina con todo lo bueno que tiene esta ciudad para que no solo vuelvan, sino para que también animen a sus amigos a visitarnos.
Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: