Por el piton derecho
cuenca esencial PC
PUBLICIDAD esencial cuenca app
PUBLICIDAD Burgos APP 2019
PUBLICIDAD Alfarero Plata APP
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
PUBLICIDAD
Burgos PC 2019
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
soria pc
PUBLICIDAD
Alfarero Plata PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
'Carasucia', un toro bravo
Crónica Madrid. 29ª de la Feria de San Isidro

'Carasucia', un toro bravo

Luis Miguel Parrado

Aquella frase que sentenciaba «pídele a Dios que no te toque un toro bravo» se hizo realidad hoy en Madrid. Sobre todo en el tercero, tan claro que puso a todo el mundo de acuerdo. Se llamaba Carasucia, era cárdeno muy bragado y el brillo en la mirada traía añoranzas de su vieja estirpe Santa Coloma. Además, cantó en el segundo uno lo que iba a ser, y tras meter la cara en el capote, lo que permitió a Escribano gustarse por delantales, empujó de bravo al caballo en una primera vara con el rabo enhiesto queriéndose comer aquello, dejándose pegar en la segunda.

Tuvo dos partes la faena de muleta. En la primera, Cristian Escribano puso fibra y ganas, y eso le hizo meterse en la senda del triunfo pese a la molestia del viento, pero como lo pasó sobre la diestra y la muleta iba armada podía dominar mejor esa circunstancia y también el torrente de bravura del cinqueño, que metía la cara con transmisión y a la vez con exigencia, porque a partir del tercero de cada tanda había que tocarlo más fuerte para que fuese hacia delante. El caso es que por ahí Escribano anduvo entonado, pero fue coger la zurda e inclinarse claramente la balanza del lado del toro. Ya no pudo manejar los engaños a voluntad, y encima el animal había comenzado a perder las inercias, así que ya había que engancharlo y llevarlo muy toreado. Ahí empezó a hacer aguas la faena de Cristian, que tuvo en Carasucia un toro para cambiar el sino de su carrera. Un toro bravo que a punto estuvo de irse vivo porque sonaron hasta dos avisos y aquello iba camino del tercero. Entonces volvió a coger el estoque y le pegó un bajonazo que fue muerte indigna para uno de los toros más destacados de la feria. Luego salió el sexto, tan grandote como noblón, siempre con mejor embroque que salida y al que había que ponerle fibra, pero a esas alturas la tarde parecía pesarle como una losa al castellano y allí no hubo historia que contar.

Otro toro de apuesta fue el quinto, también cinqueño, que cerraba el lote de Iván Vicente. No es Iván torero de tirar la moneda, y menos a estas alturas de su carrera, así que se conformó con poco, con muy poco. Y es que tras la primera tanda, que fue ligada, el toro le vino una vez por dentro y eso afligió al torero, que ya buscó el camino de los muletazos uno a uno, con varios enganchones y nada que reseñar, mientras el encastado animal seguía metiendo la cara con transmisión, aunque queriéndose venir haciendo hilo con los vuelos. Menos historia tuvo aún lo hecho al natural, y un desarme a las primeras de cambio por ahí marcó el punto final de su actuación. Había pasado un mal rato con el primero, que le avisó varias veces, siempre se quiso quedar por debajo y lo tuvo marcado. Fue el toro desarrollando y orientándose, sobre todo por el pitón izquierdo,  y aunque él intentó ganarle la acción con toques fuertes y fijadores allí faltó verdadero mando.

El tercer y último cinqueño lo echó Fernando Robleño para cerrar su tarde. Fue un animal encastado, correoso, al que probó en varias alturas, pero si lo aliviaban se remontaba y si le podían se quedaba por debajo. Así que el madrileño tiró de oficio y le sacó muletazos solventes por ambos pitones, aprovechando que tenía prontitud a los cites, si bien luego no se iba de los vuelos. El que abrió plaza cantó su mansedumbre en el tercio de varas y la mantuvo hasta que se lo llevaron las mulillas. Además, con ese defecto tan feo de los Santacoloma mansos que es salir del muletazo con la cara a su altura y mirando a tierra de nadie. Aunque eso sí, en los primeros le vino varias veces por dentro a Robleño que, por cierto, despachó a ambos de dos monumentales sopapos.

 

  • Madrid. Plaza de toros de Las Ventas. 29ª de la Feria de San Isidro. Algo más de media plaza (13.988 espectadores según la empresa) en tarde de sol y viento. Se lidiaron seis toros de Valdellán, desigualmente presentados, con tres cuatreños de menor juego y otros tantos cinqueños, encastados y a más, sobresaliendo el 3º, Carasucia-14, para el que se pidió la vuelta al ruedo. Pesos: 564, 573, 587, 526, 591 y 656 kilos.
  • Fernando Robleño (sangre de toro y azabache): Palmas y saludos
  • Iván Vicente (grana y oro): Silencio en ambos.
  • Cristian Escribano (azul prusia y oro): Pitos tras dos avisos y silencio.
  • Adrián Navarrete fue aplaudido tras picar al sexto. Buena brega de José Chacón. Saludaron en banderillas Raúl Cervantes, Jesús Alonso e Ignacio Martín.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @LMParrado
Comparte y comenta esta noticia: