Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Galería fotográfica del festejo.//Pagés
¿Quién da más para poner el punto final?
Crónica Sevilla. 4ª de la Feria de Abril

¿Quién da más para poner el punto final?

Darío Juárez

Después de la desolada imagen que dejó la Maestranza tras el cartel de ayer, la tarde de hoy divergía entre dos caminos: la expectación por los toreros anunciados y un turbio runrún copioso en lo referente al ganado. Y es que ver como ganaderos a la casa Matilla en un cartel de figuras da mucho que hablar, pero más da qué pensar. Sin opiniones premeditadas ni sugestiones hacia el nombre del hierro, la propia corrida se retrató ella misma, además de haber antecedentes. Se sorteó un encierro desigual, con una presentación bochornosa para un coso de primera categoría y con el papel prácticamente agotado. Anovillados, de poco juego, descastados y de nobleza desbordante –además de devolverse dos inválidos–, fueron las cartas con las que jugó Matilla. Pero amigo, sabíamos a lo que veníamos.

Con precedentes a espuertas, me pregunto: ¿Quién da más? ¿Quién ofrece más para que se vayan vaciando las plazas, incluso los días de relumbrón en muchas ferias? ¿Quién está dispuesto a seguir vilipendiando la identidad del aficionado sin escucharle ni tomar en cuenta su opinión lo más mínimo para confeccionar carteles? ¿Quién se atreve a seguir encubriéndose a sí mismo poniendo el cazo, sabiendo a su vez que con sus acciones tumorales están potenciando el antitaurinismo dentro y fuera de la Fiesta? La respuesta seguro que la tienen los carteles del próximo año, y del siguiente, y del siguiente, y del siguiente…

Que hoy en día haya vacadas desaparecidas y sangres en peligro de extinción es culpa de los "diges" de siempre, que se empeñan a toda costa en desmontar la esencia de la Fiesta para convertirla en un despotismo de intenciones económicas desorbitado. Es triste, pero la realidad no juega a dos bandas. El tiempo pasa y cada vez está más cerca el hecho de que al punto final de los finales no lo seguirán dos puntos suspensivos.

Lo único que mereció un sobrio reconocimiento de bandera fue el saludar de la cuadrilla de Perera haciendo sonar la música. Ocurrió en el cuarto astifino de Olga Jiménez. Curro Javier ponía el segundo par de banderillas que hacía sonar la música cuando Charro lo cogió, y donde el capote salvador de Julio López obró en plenitud. A ese toro soso y sin brío, Miguel Ángel Perera le sacó tandas templadas que no dijeron nada. No expuso y en un desarme enfrió a la plaza. Con el primero, al que se le acarició en varas, desistió el extremeño por su mansedumbre. Apatía y desconexión de emociones entre ambos.

Primera de las tres comparecencias para el también extremeño Alejandro Talavante. Una oreja de rebajas al 80% le concedió el presidente tras la lidia y estocada del quinto. Un toro noble y manso que pidió todo en tablas y con el que Alejandro se gustó. Alternó ambas manos haciendo embeber la obediencia de Sosito al temple de sus muñecas, dejando muletazos de exposición. Si bien es cierto que muchos de ellos se dieron con desapego ya que el animal se salía de la pañosa. Estocada entera y tendida, y oreja sin petición mayoritaria. El segundo fue otro lamentable animal alto y vareado que dio problemas y complicó el trasteo por el primer pitón en probar, que fue el izquierdo. Tiraba derrotes deslucidos y no venía claro. Con la mano derecha se asentó y estuvo aseado sin alardes de intenciones de echarse la tarde a los costales.

Tras el triunfo de Resurrección, Roca Rey volvía a Sevilla. Su lote fue el de los devueltos. El tercero fue un animal con apariencia de enfermo, descoordinado y, de nuevo, sin ninguna vergüenza para ser lidiado –mucho menos para ser aprobado– por sus hechuras de utrero arregladito. En su lugar salió un sobrero de Olga Jiménez fuerte y con el que Andrés se quiso afianzar pronto. Saludaron los rehileteros y el peruano inició desde los medios una faena con la mano derecha que duró un sorbo. Dos tandas lineales y por abajo, hasta que se rajó y cantó las tablas. El sexto también se devolvió por su denotada invalidez y, por supuesto, presencia. Un segundo sobrero sardo de Torrestrella, desclasado y sin picar, no quiso obrar en beneficio del matador. Frío, parado, la cara a media altura y complicado por el izquierdo. Paco Algaba, el tercero, levantó al animal hasta en dos ocasiones siendo prendido del brazo.

 

  • Sevilla. Real Maestranza de Caballería. 4ª de la Feria de Abril. Lleno aparente. Se lidiaron cuatro toros de Olga Jiménez (1°, 2°, 3° bis y 4°), uno de Hnos. García Jiménez (5°) y otro de Torrestrella (6° bis), de vergonzosa presentación. Manso el 1°, deslucido y vareado el 2°, rajado y a menos el 3° bis, soso y vacío el 4°, descastado y noble el 5°, y vacío de todo el 6° bis.
  • Miguel Ángel Perera (verde botella y oro): silencio en ambos.
  • Alejandro Talavante (blanco y oro); silencio tras aviso y oreja.
  • Roca Rey (malva y oro): ovación con saludos tras aviso y silencio.
  • Javier Ambel y Guillermo Barbero se desmonteraron tras parear al 1°, Juan José Domínguez y Paco Algaba en el 3° y Curro Javier en el 4°.

Parte médico de Curro Javier: Varetazo con contusión en región lumbar paravertebral izquierda. Se coloca vendaje de contención lumbar y analgesia. Pendiente de estudio radiológico. Pronóstico: Leve. Firmado: Dr. Mulet.

Parte médico de Francisco Gómez Algaba: Varetazo en región posterior del brazo izquierdo, que produce impotencia funcional. Sospecha de contusión muscular por lo que es trasladado para realización de estudios complementarios. Pronóstico: Reservado. Firmado: Dr. Mulet.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @dariojc21
Comparte y comenta esta noticia: