Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Burgos y Soria
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Feria Burgos PC
PUBLICIDAD
Feria de Soria PC
PUBLICIDAD
Accesos Casco PC
PUBLICIDAD
Villaseca de la Sagra 2018 PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Cisan anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Galería fotográfica del festejo.//Plaza1
El césar Ventura y un cese para De Villa
Crónica Madrid. 33ª de la Feria de San Isidro

El césar Ventura y un cese para De Villa

Darío Juárez

Para aquellos lejanos al arte del rejoneo, quizás no se tenga en consideración la memorable e histórica tarde que se ha vivido en Las Ventas. Pasarán los años y se seguirá hablando de las hazañas de Ventura. Años de preparación, cuadras de un nivel cada vez más alto y la consecuencia de todo ello resumido en el total de los triunfos conseguidos como máxima figura de la historia del rejoneo. Hoy dejó al toreo a caballo en un altar, emocionando a 22.000 personas, tocando todos los palos, montando como los caballeros del honor y haciendo historia al cortar un rabo 46 años después del de Palomo Linares. Un rejoneador cansado del sistema demostrándolo con hechos, y de los vetos de compañeros como Hermoso de Mendoza, que no quiere medirse con el de La Puebla en ninguna plaza. Y es que ante los ataques, las mejores respuestas se dan toreando, como hoy, encumbrándose en el olimpo del rejoneo. Otro de los protagonistas de la tarde fue Gonzalo de Villa Parro. Bueno, de la tarde y de la feria, como el resto de sus compañeros de palco, después de conceder tres puertas grandes discrepantes de rigor, una vuelta al ruedo inentendible a Asturdero de Saltillo y el rabo de hoy a Ventura, después de que arrancara el tiro de mulillas y, por supuesto, cediendo y cayendo en manos de tendidos triunfalistas que todavía no saben en qué plaza están. Tanto que Andy pensó que estaba toreando en casa, en Benidorm, después de lo acontecido con su compañero. También salió a hombros con Diego tras cortar una oreja del primero y otra del quinto, abriendo así su décima puerta grande en el coso capitalino.

La decimosexta ya había caído antes de hacer historia en Madrid. Apareció el primero de su lote al que Diego Ventura recibió con Guadalquivir dejando uno de castigo antes de ponerse a torear con Nazarí, templando esa embestida cosida al estribo, con la que dio una vuelta y media al anillo para terminar clavando y encender la caldera. Se estaba gustando e Importante lo ayudó a una segunda vuelta para salir toreando con el pecho, que sumado al buen hacer con Remate y sus piruetas más un rejón efectivo, hicieron ver los dos sedosos blancos. La puerta grande ya estaba abierta, pero cabía algo más que era reventar Madrid por la vía del mejor Ventura. Con la garrocha recibió al dormido Bienplantao, tardando en encelarlo aunque consiguiéndolo antes de ponerse a torear con un Bronce que fue oro en banderillas ajustadas y quiebros en un palmo. Sin embargo, el cénit de la faena llegó con Dólar y el par a dos manos sin cabezada –tras haber pasado en falso dos veces antes–, que levantó a la plaza entera y emocionó al propio jinete. Remate dejó su impronta con las piruetas cerrando una faena que rubricó con un rejón de muerte de acción inmediata. Los pañuelos cayeron a chorro como un aguacero incontrolable que acabó con otros dos blancos en el palco. Las mulillas comenzaban la marcha y, de repente, apareció el tercer pañuelo de un presidente que debe ser cesado de inmediato.

El sexto fue un animal más parado y con el que Ventura se volvió a venir arriba. Lo esperó entre los medios y las rayas de toriles para clavar el primero de castigo nada más salir. Nazarí volvió a derretir los corazones a dos pistas, hilvanando la embestida a la silla para que Lío formara un tocayo al quiebro. Pinchazo y rejón en dos tiempos que le hizo bajarse del caballo y ponerse a torear con la muleta, dejando molinetes, un muletazo y el pase del desprecio. La tarde soñada de Diego. La tarde de su vida.

Por su parte, Andy Cartagena consiguió su décima puerta grande en esta plaza. Rejoneo regido a base de la espectacularidad de sus cites, los desplantes y la asombrosa doma por delante del toreo de cercanías. Así lo empezó a demostrar en el que abrió plaza. Un toro que fue de menos a más, luciendo a Luminoso para clavar a arriba más las cortas y la rosa con Pintas. Pinchazo y rejón completo que le valió la primera oreja de su esportón. El tercero fue un animal deslucido y con tendencia a mansear. Los peones tuvieron que quitarle el rocío del testuz antes de que Andy pudiera encelarse con él. El animal, parado y estático, le hizo muy difícil obrar con él en plenitud. Tiago Santos perdió el equilibrio delante de la cara del toro, quedando todo en una soberana paliza. Brindó a su compañero la lidia y muerte del quinto, un toro complicado que embestía a arreones, con el que Diego lo aconsejó desde el callejón y con el que cambió por diez minutos los tonos venturistas que habían tomado la tarde para componer quiebros clavando arriba e ir calentando el ambiente a poquitos después de lo que había ocurrido en el toro anterior. Pintas hizo tocar las palmas a los presentes para cerrar la tarde del alicantino, que dejó un rejón entero de rapidez efectiva.

 

  • Madrid. Plaza de toros de Las Ventas. 33ª de la Feria de San Isidro. Casi lleno (22.809 espectadores) en tarde apacible. Se lidiaron seis toros de Los Espartales, despuntados para rejones y de correcta presentación. De menos a más el 1º, encelado y con transmisión el 2º, manso y deslucido el 3º, con transmisión el 4º, difícil el 5º y sin transmisión el 6º.
  • Andy Cartagena: oreja, ovación con saludos y oreja.
  • Diego Ventura: dos orejas, dos orejas y rabo, y oreja.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @dariojuarezc
Comparte y comenta esta noticia: