Por el piton derecho
vicente cabecera
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Alfarero de Plata
PUBLICIDAD
Mercedes Autoprima 2017
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Cisan anual
PUBLICIDAD
vicente anual columna
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Galería fotográfica del festejo.//Plaza 1
Lo Galán del clasicismo
Crónica Madrid. 4ª Feria de San Isidro

Lo Galán del clasicismo

Darío Juárez

El arte del rejoneo, como tal, es la capacidad y la destreza de un jinete a lomos de un caballo para intentar torear y hacer bello ese decorado. Todo ello es vital para que ese binomio se conjugue y logre sacar bellos pasajes. El clasicismo es la tendencia o estilo artístico que se caracteriza por la búsqueda de la serenidad, el equilibrio y la armonía de las formas propias de la tradición greco-romana. De un tiempo a esta parte, todas estas manifestaciones suelen ser muy poco habituales porque este corte lo tienen muy pocos toreros. Aquellos que están tocados por una varita para fusionar la pureza, el temple y la verdad. No hay medias tintas ni bipolaridad en las tauromaquias de aquellos que lo acaban logrando. Todo ello se daba cita esta tarde en el primer festejo de rejones, donde Sergio Galán bordó el toreo mimetizando todas las cualidades ya citadas en una faena cumbre.

Volvía Sergio Galán a Madrid tras la séptima puerta grande cosechada el pasado año. Un día en el que el festejo no sería televisado y que el conquense sabía que era vital para empezar con buen pie la temporada en plaza de primera. Así recibió al 2º a portagayola con Amuleto, cortando muy bien las embestidas de un toro que de salida tenía un tranco exquisito. Apareció Ojeda en banderillas, con el que toreó con una suavidad categórica. Muy toreros, caballo y rejoneador, con valor y cercanías. Banderillas cortas y muerte con Óleo. Dos pinchazos, un rejón trasero y un descabello para que cayera este buen toro de Benítez Cubero.

Con el 5º acontecería el idilio. Guisandero de nombre y con una nobleza muy notable. Su matador lo esperó para ejecutarle dos rejones de castigo bajando la mano y barriendo la arena con la bandera. El toro humillaba y metía muy bien la cara en el envés de la grupa donde le empezó a torear ya en banderillas con Apolo. Ese caballo sería el protagonista de la tarde. Armonía, belleza, arte, riesgo y un toreo excepcional al hilo del testuz del toro bordeando los anillos del ruedo. Dos pares de banderillas a dos manos citando con el passage que hizo levantar a la plaza, para concluir con la rosa. Todo lo obtenido en ambos toros lo emborronaría con el acero. En este último por un metisaca, un rejón trasero y atravesado y un descabello. Hechos que le privarían de haber tocado pelo pese a la petición y la consiguiente bronca al palco por la no concesión.

Otro torero triunfador del pasado año y con un palmarés envidiable en esta plaza es el alicantino Andy Cartagena. Una estela que deja a su paso triunfos muy meritorios pero no de la manera que hoy los quiso sintetizar. El toreo a caballo, va más allá. Las parafernalias que se hacen para la galería, si se hacen, ha de ser cara a cara con el astado, de tú a tú. Sí lo hizo en el tercio de palos del 4º donde sintetizó la embestida del toro y decidió coserla a un vértice del estribo de la silla. Con Bandera decoró un tercio medido y armonioso, en el que bailó a lomos de ese gran caballo. Banderillas cortas y muertes con Pinta. Tres pinchazos y un rejón de muerte. Al que abría festejo sólo le pudo sacar detalles vistosos antes del tercio de banderillas, donde le pudo torear y llevar a su terreno con un zig zag de espaldas y con la grupa de nuevo. Los aceros tampoco caerían de buen grado con éste.

Cerraba cartel Manuel Manzanares, el pequeño de los hijos del maestro alicantino. Volvía a Madrid por cuarto año consecutivo. Si bien es cierto que es un torero al que le falta mucho cuajo y exposición delante de los toros, también lo es que le tocó uno de los peores lotes de la tarde… por no decir el peor. Con el 3º no pudo prácticamente sacar nada claro. Un toro cerrado en tablas, además de parado y con una embestida muy sosa que absolutamente decía nada. Con Mazzantini pudo al menos salir de las suertes de banderillas adornando sus desplantes con virajes en la misma cara del toro. En el sexto y último, que fue otro manso aquerenciado en toriles, no pudo limar las asperezas que estaba dejando su tarde hasta el momento. Cerrado, intentaba quiebros de dentro a fuera con inteligencia, pero sin nada más que destacar, ya que Herrado careció de transmisión por todos lados.

 

  • Madrid. Plaza de toros de Las Ventas. 4ª de la Feria de San Isidro. Más de media entrada (14.631 espectadores) en tarde soleada. Se lidiaron cuatro toros de Benítez Cubero y dos de Pallarés, reglamentariamente despuntados para rejones y de correcta presentación. Reservón el 1º; bueno el 2º; soso el 3º; apagado el 4º; bravo y noble 5º; y aburrido y descastado el 6º.
  • Andy Cartagena: ovación con saludos en ambos.
  • Sergio Galán: silencio y vuelta tras petición.
  • Manuel Manzanares: silencio en ambos.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @dariojc21
Comparte y comenta esta noticia: