Por el piton derecho
Huesca PC
PUBLICIDAD Segóbriga verano APP
PUBLICIDAD Feria de San Julián APP
PUBLICIDAD Huesca APP
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Segóbriga verano PC
PUBLICIDAD
Maxitoro PC
PUBLICIDAD
Corrida La Roda PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Morante a lo José Tomás
Morante de la Puebla y José Tomás, en un paseíllo juntos en una plaza de toros.//PD
Opinión. Curiosidades del torero de La Puebla

Morante a lo José Tomás

Leo Cortijo

Vuelve Morante. Pero eso no es una novedad, ya se sabía. Ahora sabemos que el día del regreso tras la efímera retirada se ha fijado en el 12 de mayo. La plaza será la de Jerez de la Frontera, y Padilla y Manzanares los compañeros de cartel. Lidiarán toros de Juan Pedro Domecq. Sí, tampoco es que sea muy sorprendente, la verdad. Nada fuera de lo normal o de lo que ya solía hacer antes del adiós de hace tan solo unos meses. Lo que llama la atención son los planes o las ideas que rondan por su cabeza a la hora de planificar la cada vez más inminente temporada. Desde que Manolo Lozano tomó las riendas de su carrera, todo tiene otra pinta. Las intenciones de Morante son otras, tal y como su propio apoderado ha declarado ya. Y a mí, esos cambios me huelen a un Morante a lo José Tomás. Me explico.

Morante ya no quiere torear un porrón de tardes por temporada. Quiere unas 20 o 25 y pare usted de contar. José Tomás se ha caracterizado en los últimos años por reducir sus temporadas –cuando las ha hecho– a la mínima expresión, y este año dicen que no va a pasar de la docena. Además, el torero de La Puebla no quiere pisar las plazas de mayor envergadura, a excepción de Sevilla. Por la cabeza de Morante no pasa ni Valencia, ni Pamplona, ni Bilbao ni, por su puesto, Madrid. Para el de Galapagar tampoco. Prefieren lucir el chispeante en el circuito de plazas de segunda categoría, ese en el que el toro se reduce sustancialmente y las exigencias son mucho menores.

Además, y esto es lo más sintomático de este nuevo Morante a lo José Tomás, es que no quiere que le televisen. JT lleva a gala aquello de que corrida que torea, corrida en la que no está presente la televisión. Y sus buenos frutos le ha dado, oye, porque eso ha agigantado ese aura de misterio e intriga que de un tiempo a esta parte le ha rodeado. Morante quiere ir del mismo palo, con la intención, también sea dicho, de ganar más público en los tendidos. Pura inteligencia comercial para algunos, desastre para otros porque lo que pierde es la Fiesta.

Mira si Morante ve con muy buenos ojos a José Tomás, que hasta se comenta que van a torear juntos porque así lo quiere el sevillano. Eso sí, si es que hay empresario taurino que aguante semejante gasto en salarios… Lo único cierto es que se echa de menos tanto a uno como a otro y que el aficionado, por línea general, está ávido de toreros especiales, singulares, únicos o llámenles como ustedes quieran. Ahora bien, también precisan de matadores que asuman compromisos mayores. Eso de tirar por el camino (más) fácil nunca fue algo muy de figura del toreo, la verdad. Pero bueno, los tiempos cambian. Incluso para Morante, que se ha hecho un poquito más josetomasista en su escueto retiro…

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: