Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Burgos y Soria
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Feria Burgos PC
PUBLICIDAD
Feria de Soria PC
PUBLICIDAD
Accesos Casco PC
PUBLICIDAD
Villaseca de la Sagra 2018 PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Cisan anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
Volver
Un mano a mano burgalés
Antonio Bañuelos y Morenito se miden en uno de los carteles más interesantes de Burgos.//PD
Morenito de Aranda y Bañuelos, cara a cara

Un mano a mano burgalés

Darío Juárez
 
Dicen que el frío del norte conquista los corazones cálidos en los que caben civilizaciones antiguas de guerreros, de artesanos corambristas o corambreros, vidrieros, textileros y valientes toreros como señoriales ganaderos. En Burgos nace esta esencia que mana de un diestro castellano y dominador como es Morenito de Aranda y una vacada como la de Antonio Bañuelos, que celebra sus bodas de plata este año. Los dos forman parte del cartel más rematado de la Feria de San Pedro y San Pablo de Burgos, que tendrá lugar el próximo día 30 en el coliseo burgalés. Ambos han querido medirse en mano a mano en una previa tan especial, por lo que significa para ellos lidiar y torear en la tierra que los vio nacer.
 
El matador de Aranda reconoce que su paso por San Isidro ha sido bueno, aunque no haya podido alcanzar ese triunfo tan soñado. «Me ha venido bien y me ha aportado moral para llegar a Burgos, donde el pasado año cuajé la tarde más importante de mi carrera», señala, afirmando además que el cartel tan rematado le hace sentirse más responsabilizado por el respeto y el cariño que siempre le ha demostrado su afición. Por su parte, el ganadero dice sentirse envuelto de emoción «en el año en que celebramos nuestro 25 aniversario, por el lote que tenemos reseñado para ese día por sus hechuras y, por supuesto, con el cartel de toreros que conocen muy bien nuestros toros y han triunfado con ellos».
 
El Moreno admite que necesitaba volver a sentir a Burgos, ya que el tiempo sin verse anunciado «se pasa mal pero sirve para darse cuenta de que es bueno sufrir para saber quién eres y lo que quieres, y así se demostró el año pasado», en la encerrona con seis adolfos, «en la que logré echar una tarde para adelante con todo casi en contra». En lo referente al ganado y después de un año de impasse en esta feria tras 23 años ininterrumpidos, Bañuelos nos describe el encierro que lidiará: «Es una corrida baja, con mucho cuello, acodada de pitones, entre los 480 y 500 kilos y creo que darán buen juego en las manos expertas de los que se pondrán delante».
 
Las notorias ausencias en Valencia y Sevilla, pese a su posterior paso por Madrid, hacen necesario para Morenito dar un golpe encima de la mesa el próximo día 30, ya que después de todo «cada tarde es especial, pero Burgos aún más si cabe, porque además de ser una feria importante, es mi feria y quiero que las miradas estén puestas en mí esa tarde». Asimismo, quiere que el aficionado no le vea como el paisano, sino como el torero que se merece estar en Burgos y en muchas ferias más. «Pero eso hay que demostrarlo en la plaza», concluye al respecto. Bañuelos, por su parte, reconoce que para él el día que lidia en su tierra es el que peor lo pasa, puesto que «es una presión muy grande, hay mucho público que va a ver los toros de la tierra y el hecho de tener corridas premiadas hace que se nos exija mucho». Todo ello conlleva una responsabilidad tremenda «sobre todo por las miles de personas que nos han apoyado durante estos 25 años», argumenta.
 
Ambos nos hablan, para finalizar, del cartel tan rematado que anuncia este día tan especial para estos dos burgaleses. Para el torero, por ejemplo, «el hecho de que un día me apodaran Morenito de Aranda por mi pueblo, me hace ser fiel a Burgos y dar la talla en un cartel con dos figuras del toreo que no van a regalar nada». Especialmente, Roca Rey, que con apenas dos años de alternativa, «lidera el escalafón, no sólo en número de corridas sino en también expectación». La terna, remata el ganadero, «pone la guinda al cartel para que ese día se dé una gran tarde de toros».
Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @dariojuarezc
Comparte y comenta esta noticia: