Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Fiestas San Mateo APP
PUBLICIDAD Corrida Total 2018 APP
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Fietas San Mateo PC
PUBLICIDAD
Corrida Total 2018 PC
PUBLICIDAD
Corrida Corella PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
De izquierdas, pero sin llegar al extremo
Crónica Albacete. 1ª Feria Virgen de los Llanos

De izquierdas, pero sin llegar al extremo

Leo Cortijo

Muy probablemente, lo primero que ha pensado al leer el titular es que voy a hablar de política. Pero no, tranquilo. Aquí solo se habla de toros. Lo que pasa es que es la manera más rápida y sencilla que encuentro para definir a Pepe Moral. O, mejor dicho, de definir su toreo. El de Los Palacios tiene un auténtico cañón en la mano izquierda. Es su gran fuerte y lo sabe. Muy pocos en el escalafón tienen una muñeca zurda tan primorosa, que es la de los billetes. Ahora bien, hay un pero. No es oro todo lo que reluce. Esa mano tiene dos caras bien diferenciadas. Y todo depende de la pureza que le otorga a su muletazo. O bien se enfrontila, se lo ciñe a la cintura y dibuja un trazo curvilíneo sensacional; o bien abusa del pico, tira líneas y aprovecha su envergadura para torear muy despegado. Hoy en día, ambos conceptos transmiten de igual forma al público, que es de naturaleza festiva, pero hay uno que vale su peso en oro y otro que apenas vale nada. Yo tengo claro con cuál quedarme. Y por eso es un torero de izquierdas, pero sin llegar al extremo.

El sevillano sorteó el mejor lote de una interesante y excepcionalmente presentada corrida de Miura. En el sorteo matinal tuvo la suerte de su lado, lo que no le ocurrió a Octavio Chacón, que pechó con dos garbanzos negros de mucho cuidado. Ásperos y de embestida descompuesta, se pusieron complicados y solo su profesionalidad en estas lides le sacó del embrollo. El local, Sergio Serrano, anduvo más que digno a juzgar por las paupérrimas oportunidades que le brindan. No es fácil dar la cara con dos apabullantes miuras sin apenas tener bagaje este año. Hacer leña del árbol caído con este condicionante no es lo mío.

Al Festivo que abrió festejo se le recibió con palmas, pero pronto se le empezó a protestar cuando tomó el percal de Octavio Chacón con las manos por delante. El agalgado animal dejó una pelea discreta y de poco convencimiento entre la parroquia albaceteña. La fe en el miura se esfumó por completo cuando se descoordinó en el último tercio. Eso le hizo reponer sobre los pies, calamochear y lanzar derrotes feísimos. Una papeleta de difícil resolución con la que el gaditano estuvo más que digno. Su segundo, el badanudo Tortolero, se dejó pegar sin franqueza en el peto. Con la misma indecisión y sin terminar de definirse, Octavio tardó en encontrar los terrenos más propicios, si es que en algún momento los encontró… Pero como para encontrarlos con semejante saldo, vaya. Otro caramelo amargo. Solo pudo justificarse sin encontrar nada de mayor peso. La gente se desenganchó por completo cuando a mitad de trasteo apareció la lluvia que durante todo el día había amenazado.

Pepe Moral le recetó un saludo capotero con peso arriba al Flamenquito segundo, y es que por verónicas se gustó. Tras el puyazo que se le dio, con mucha ansia, brindó al público. Sin apenas probaturas, pronto entendió que el pitón bueno era el izquierdo, y por ese empezó a cimentar una obra notable, en tanto y cuanto él dispuso y el animal correspondió. Bajó la mano y trazó naturales longitudinales, más largos que un día sin pan. Una de las tandas más positivas llegó en las postrimerías, cuando dejó a un lado el retorcimiento y la falta de verdad y pureza, y ofreció el medio pecho en una composición erguida y torera. El borrón vino por la deficiente colocación de la espada, que se le fue abajo aunque tuvo efecto fulminante. Con la puerta entreabierta, recibió al que hizo quinto, Nevadito, con una larga cambiada de rodillas. Con la roja, el animal soseó a media altura y sin entregarse, y del mismo palo se vio al de Los Palacios, al que le costó un mundo entrar en la faena y levantar al público. Pero de nuevo, y como en su primero, el cortijo estaba en el izquierdo. Por ese lado llegaron los muletazos más reseñables. Eso sí, la colocación y el ajuste es un debe que debería corregir. Abusó de las ventajas al cogerlo con el pico del pitón, toreando desde Hellín. Sin embargo, eso mismo lo alternó con pasajes de toreo erguido y natural de alto gramaje. Lo dicho, el toreo de doble cara de Pepe. Es capaz de lo mejor y de lo peor en una misma faena y con una misma mano. El efectivo espadazo valió la segunda oreja y la puerta grande.

A portagayola recibió Sergio Serrano al Atunero que hizo tercero, para luego enjaretarle un saludo capotero con variedad y gusto. Quitó con sabor añejo Chacón después de que el burel se dejara pegar en la jurisdicción de Agustín Moreno, que lanzó bien la vara. Tras brindar a Pedro Jesús Merín, el miura se definió bien pronto, dejando a las claras que se iba a mover sin demasiada entrega. Esa condición la supo interpretar el torero local que, arropado por los suyos, alternó ambos pitones con sentido. Prontitud y transmisión, esas fueron las bazas de Atunero, que se fue apagando progresivamente con la instrumentación de un Sergio, eso sí, entregado. Por momentos faltó ajuste, pero lo cortés no quita lo valiente y su labor resultó aseada para lo poquito que torea. Se tiró a por todas a matar y lo encunó sin causarle daño de forma milagrosa. El toro tardó un mundo en doblar, pero eso no evitó que tocara pelo. Al cierraplaza, Tortolillo, lo picó de forma sensacional Paco Plazas en un tercio con interés. No comenzó trasteo de la mejor manera posible, que fue echándose de rodillas en el tercio. Con un Miura de fondo encastado, debió hacer otro planteamiento de faena, más por abajo y con la muleta siempre por delante y puesta. Por momentos se vio sobrepasado por la situación, pero vuelvo a repetir: es lógico por la falta de festejos en su haber. Quiso llegar por la vía del coraje y en un alarde de valor, buscó meterse entre los pitones, pero finalmente el toro terminó aburrido y el público también.

 

  • Plaza de toros de Albacete. 1ª de la Feria de la Virgen de los Llanos. Dos tercios de entrada en tarde cubierta y parcialmente lluviosa. Se lidiaron seis toros de Miura, muy bien presentados. De embestida descompuesta, ásperos y deslucidos 1º y 4º; notable en la muleta por el pitón izquierdo, con fijeza, recorrido y transmisión el 2º; se movió con transmisión pero fue a menos el 3º; bueno por el pitón izquierdo el 5º; y con un fondo encastado interesante pero efímero el 6º.
  • Octavio Chacón (azul celeste y oro con los cabos negros): ovación con saludos y ovación con saludos tras aviso.
  • Pepe Moral (sangre de toro y oro): oreja y oreja.
  • Sergio Serrano (caña y oro): oreja tras aviso y vuelta al ruedo.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: