Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Fiestas San Mateo APP
PUBLICIDAD Corrida Total 2018 APP
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Fietas San Mateo PC
PUBLICIDAD
Corrida Total 2018 PC
PUBLICIDAD
Corrida Corella PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
El día de los premiados
Francisco de Manuel se postula como el triunfador de la presente edición del "Alfarero de Oro".//PD
Crónica Villaseca. 3ª del "Alfarero de Oro"

El día de los premiados

Alfredo Esparcia

La novillada que marcó el ecuador del Alfarero de Oro de Villaseca de la Sagra dejó un claro favorito para hacerse con el certamen. No ya solo porque Francisco de Manuel fuera capaz de descerrajar la puerta grande del coso sagreño, sino porque al madrileño se le adivina algo muy interesante. Su concepto del toreo, su claridad de ideas, su solvencia y efectividad y una inteligencia innata hablan mucho y muy bien de un novillero al que se empieza a querer ver como matador de toros. Pero vamos poco a poco, que las cosas de palacio van despacio.

El de Arganda del Rey, a no ser que cambie mucho la cosa en las dos citas que faltan, se postula como triunfador. Y como tal también lo ha hecho el novillo Sartenero-69, que honró la gloria ganada a pulso de uno de los hierros en mejor momento: Baltasar Ibán. Con este dechado de bravura, fondo encastado y calidad pechó el joven torero en el tercer capítulo de la tarde. Las verónicas templadísimas de inicio ya auguraron que algo grande iba a pasar. Tras un interesante tercio de varas y los rehiletes, bordó el toreo en pasajes de nota alta por el pitón derecho, bajando mucho la mano. Al natural no bajó, ni mucho menos, la temperatura de la faena. Ceñimiento, ajuste y transmisión suficiente para mayor premio, pero la espada hizo guardia en su primer intento. Cortó la primera de sus dos orejas entre el clamor de la vuelta al ruedo para el gran Sartenero. Otra paseó con el que cerró plaza. Tras brindar a Jesús Hijosa, alcalde del municipio y artífice de todo, el madrileño cuajó dos series de naturales más que notables. La labor no tuvo el mismo peso por el otro lado, y aunque todo fue de más a menos, se había ganado el cariño del público y abandonó la plaza a hombros.

Ángel Téllez no tuvo su tarde con la espada, y eso le perjudicó en su (no) triunfo final. Con el primero de su lote tuvo algunos altibajos, y es que a su faena, de dientes de sierra, le faltó acople y temple por momentos. Es cierto que al novillo de Contreras le faltó entrega en su embestida y que no fue nada del otro mundo, pero todo lo dispuesto por el joven resultó intermitente por ambos lados. Solo las manoletinas finales llegaron arriba con fuerza. En su segundo fue silenciado debido al lamentable uso de los aceros tras un sainete. Todo por la borda después de vérselas con otro más que interesante ibán, de enorme calidad en el último tercio. Alguna serie al natural tuvo su eco y su peso, pero al conjunto le faltó rotundidad y el golpe en la mesa necesario.

Abrió la tarde en Villaseca Pistolero, que tuvo mucha clase por el pitón izquierdo, y con el que Carlos Ochoa tardó en acoplarse. Todo lo dispuesto quedó ciertamente deslavazado, sin una estructura clara y la obra no llegó al puerto deseado. La espada no cayó en buen sitio y eso enfrío la ya de por sí fría faena. Con el que hizo cuarto de la tarde pasó sin pena ni gloria, y es que el animal dejó todo lo que tenía en el caballo, donde se le dio de lo lindo. A partir de ahí no hubo más historia.

 

  • Villaseca de la Sagra (Toledo). Plaza de toros de La Sagra. 3ª del Alfarero de Oro. Casi tres cuartos de entrada en tarde agradable. Se lidiaron seis novillos de Baltasar Ibán, muy bien presentados y de muy interesante juego en líneas generales. El 3º, Sartenero-69, fue premiado con la vuelta al ruedo.
  • Carlos Ochoa: silencio tras aviso y silencio.
  • Ángel Téllez: vuelta al ruedo y silencio tras aviso.
  • Francisco de Manuel: oreja y oreja.
  • Juan Navazo saludó una ovación tras parear al quinto de la tarde.

 

Comparte y comenta esta noticia: