Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Fiestas San Mateo APP
PUBLICIDAD Corrida Total 2018 APP
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Fietas San Mateo PC
PUBLICIDAD
Corrida Total 2018 PC
PUBLICIDAD
Corrida Corella PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
El gran descubrimiento
Crónica Albacete. 4ª Feria Virgen de los Llanos

El gran descubrimiento

Leo Cortijo

Por mandato de los Reyes Católicos, una expedición capitaneada por Cristóbal Colón encontró, sin esperarlo, las Américas. Aquel histórico acontecimiento marcó un antes y un después en la historia de la humanidad. Se le denominó como el gran descubrimiento. Con un salto secular casi insalvable y en una analogía casi imposible, la segunda novillada del abono albaceteño encontró cierto paralelismo. Y lo digo por mí. Acudí a la cita sin referencias fiables de Sergio Felipe. Había oído hablar de que en sus inicios había toreado muy bien. Pero nada más. Error mío. Pero fue ese desconocimiento el que me llevó a encontrar la tierra prometida sin esperarlo, tal y como le ocurrió a Colón hace más de cinco siglos cuando dirigía la Pinta, la Santa María y la Niña. El novillero de Alcadozo ofreció una muy notable dimensión en su regreso a los ruedos. Y digo regreso porque llevaba más de tres años sin apenas oler un pitón (más mérito tiene lo suyo todavía). No pudo derrochar más oficio, disposición y valor. Y no solo eso, también un positivo concepto del toreo, buscando la colocación y la pureza en el trazo de su muletazo. Encomiable toda la tarde. Vino con las ideas claras y sabiendo lo que se jugaba y como tal, actuó en consecuencia. La espada le privó de un triunfo de puerta grande, pero su nombre queda en la memoria colectiva de los aficionados. Y en la mía también. Ahora ya sé a qué tierra dirigiré mis navíos en busca de buenos toreros.

Él firmó lo más interesante en una mansada insufrible de El Cortijillo y Lozano Hermanos, en la que no valió casi ninguno. Si acaso el sexto, el más potable, con el que Francisco de Manuel se tomó todas las ventajas del mundo para encumbrar el pegapasismo. Toñete, sin nada delante, quedó inédito.

El bajo Alta-mares escuchó algunas palmas de tango tras tomar el percal de Sergio Felipe, y es que lo hizo blandeando en exceso, denotando una falta de fortaleza notoria. Por eso la lidia en varas y banderillas fue muy cuidada, sin exigirle nada en absoluto. Con probaturas por alto y entre las dos rayas comenzó un trasteo que acabó de convencer, aunque al novillo le faltó un tanto de fuerza y otro tanto de casta. El concepto del joven no era malo, buscando la colocación y el trazo de muletazo más pulcro posible, pero al conjunto de lo dispuesto le faltó rotundidad y mando. En las postrimerías apuntó algo con interés a través de su firmeza en la cara del novillo. Su segundo, Afanosito, salió suelto de los capotes que de aquella manera le presentó el coleta de Alcadozo. Mucho más torero fue el inicio doblándose con el animal para sacárselo a los medios. En las dos primeras a derechas dio el pecho y buscó enfrontilarse, siempre entre los pitones. El de El Cortijillo no fue nada del otro mundo y había que ponerle mucho. Eso se lo puso a base exposición y ceñimiento, donde no se le pudo poner ni un pero. Es cierto que quemó al novillo en cercanías, pero también que fue un recurso necesario para comunicar con un tendido que acabó entrando al ver la valerosa actitud del joven, a carta cabal. Hasta que en una de esas, lo empaló con un pitón y lo mantuvo en vilo durante unos interminables segundos. Salió más encastado todavía para dejar dos detalles torerísimos por abajo al afligido oponente antes de matar al tercer intento, lo que le cerró la puerta grande a cal y canto. La presidenta, correctamente, aguantó la minoritaria petición.

Pasó un mundo y parte de otro hasta que al Castañuelo segundo se le picó, si me apuran, al lado de toriles, y es que el novillo fue remiso y el varilarguero tuvo que ir acercándose a la querencia. La condición de marmolillo se hizo todavía más evidente en banderillas, donde se le tuvo que rehiletear estando parado. En la muleta fue más que imposible, pues el marmolillo ni se movió, quedando inédito Toñete, que abrevió inteligentemente. Acosado hizo sonar el estribo en la única vara que se le recetó, en la que el pica tuvo que traspasar la raya para cazarlo. El manso de los Lozano se movió a la defensiva en la pañosa de Toñete. Tornillazo va, tornillazo viene y, delante, la firmeza del que dentro de muy poco promocionará de escalafón. Pero poco más. Debió abreviar.

Barberito le dijo de salida a Francisco de Manuel que le abriese la puerta que él se iba, que ni capotes ni capotas. Como tampoco quiso varas, pues dos se le suministraron de mala manera, la segunda en toriles y saliendo de najas. Tras brindar a Toñete, inició un parlamento que comenzó con susto, un volteretón tremendo en el que se quedó a merced, pero el novillo no hizo por él. A partir de ahí, la voluntad de uno por agradar robando muletazos de la nada, y las ganas del otro de no querer pelea. Por verónicas y con pulcritud, saludó al que cerró plaza, Arrestado, con el que dejó una faena con más sombras que luces, porque al más potable del discretísimo encierro no hizo más que muletearlo tomando todas las ventajas posibles. Una falta de ajuste y ceñimiento total y tirando líneas con el pico de su muleta. Y así por ambos pitones en una labor pegapasista de poco peso y nula rotundidad.

 

  • Plaza de toros de Albacete. 4ª de la Feria de la Virgen de los Llanos. Algo menos de media entrada en tarde parcialmente nublada y muy agradable. Se lidiaron cinco novillos de El Cortijillo y uno de Lozano Hermanos (5º), correctos de presentación. Descastado y muy blando el manejable 1º; afligido por completo en la muleta el marmolillo 2º; imposible el mansurrón 3º; muy a menos en la muleta el 4º; manso a la defensiva el brusco 5º; y se dejó como el más potable del encierro el 6º.
  • Sergio Felipe (tabaco y oro): oreja y vuelta al ruedo tras aviso.
  • Toñete (azul rey y oro): leves palmas y silencio.
  • Francisco de Manuel (verde manzana y oro): ovación con saludos y silencio tras aviso.
  • Juan Carlos Rey saludó una ovación tras parear al sexto de la tarde.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: