Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Citroen las flores APP
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Citroen las flores PC
PUBLICIDAD
Mercedes PC
PUBLICIDAD
Restaurante PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Galería fotográfica del festejo.//María Vázquez
Gulliver y los liliputienses
Crónica Albacete. 7ª Feria Virgen de los Llanos

Gulliver y los liliputienses

Leo Cortijo

No tiene rival. Se mire por donde se mire, Diego Ventura hace lo que quiere, como quiere y cuando quiere. Sé que esto puede sonar grandilocuente y llamar mucho la atención, pero a veces da la sensación de que lo que hace el jinete de La Puebla del Río es tremendamente sencillo. Casi como hacer la ‘O’ con un canuto. Y no es así. El toreo a caballo que ejecuta tarde tras tarde es una prueba de muy difícil consecución. No es nada fácil templar tanto ni con tanto gusto en el toreo a dos pistas a lomos de Nazarí. Como tampoco lo es clavar un par a dos manos sin cabezada sobre Dólar. O acortar las distancias hasta lo físicamente imposible con Lío. No lo es, insisto, pero lo parece. Y lo parece porque el actual escalafón de rejoneadores se le queda tremendamente pequeño. Diego es Gulliver y el resto son los liliputienses. Sin menospreciar a nadie, pero es que la diferencia es abismal.

Solo hay un jinete capaz de cuestionar el ordeno y mando de Ventura. Solo uno: Pablo Hermoso de Mendoza. Pero está en otras batallas mucho más acomodadas. El sevillano le ha pedido por activa y por pasiva que le deje enfrentarse a él. Que incluso sea el navarro el que elija plaza y ganadería. Pero ni por esas. Todo lo contrario. Hermoso de Mendoza –que es maestro de maestros– incluso niega la presencia de Diego en numerosas plazas de importancia, sobre todo en el norte. Y en esas estamos. El único que pierde es el aficionado, que es el que demanda el mejor espectáculo posible. Y no se le da. Quiere ver a dos Gulliver medirse en una guerra de igual a igual. Pero no, se tiene que conformar con vivir en Lilliput.

La obra maestra de la tarde, la que engrandece todavía más a Diego Ventura y empequeñece a los demás, la vimos en el quinto capítulo, con Imprudentito. Al segundo mejor del muy discreto encierro de Terrón lo saludó con la yegua Campiña, mientras buscaba como loco la puerta por la que salir. Para meterlo en vereda, puso sobre la mesa a la estrella de su cuadra, Nazarí, y con él dejó el mejor toreo de la tarde en dos medias vueltas al anillo templadas y ajustadas. Demasiado Ventura y poco toro. El momento de mayor conexión con el tendido llegó con Fino, clavando en batidas espectaculares y ajustadísimas de punta a punta de la plaza y adornándose con piruetas. Terminó de enloquecer a todos con el clásico par a dos manos y sin cabezada sobre Dólar. Con Prestigio abrochó una obra maciza de principio a fin con un rejón certero y fulminante. Dos orejas y bien ganadas. Antes, con su primero, Aldeanero, no se confió de salida. El remiso burel se emplazó como si la cosa no fuera con él. Pero nada se le resiste a Diego. Con Lío empezó a montar su particular lío y le dijo al toro que si no quería colaborar, que no se preocupase, que lo iba a hacer todo él. A lomos de Bronce terminó de poner la plaza patas arriba, y es que a base de exposición y dejarse llegar, transmitió una barbaridad con un caballo que nunca le perdió la cara al toro y con el que además dejó desplantes para encandilar al festivo público. Con Remate terminó de gustar con saltos y tres cortas, pero su parlamento no pudo culminar debido al fallo con el rejón.

Sergio Galán, por su parte, abrió fuego a lomos de Artista para recibir a Montecillo, que se distrajo y no terminó de encelarse en la grupa del equino ni siquiera tras el de castigo. Con Embroque ya fue otra historia, pues el de Tarancón toreó con despaciosidad y acortando un mundo los terrenos, ofreciendo una exposición abismal para poner todo lo que no tenía el animal. Las clavadas, además, fueron en el estribo y arriba. Con Titán siguió por el mismo palo, dejándose llegar al desentendido animal y adornándose además con piruetas. El epílogo a la notable obra llegó sobre Óleo, con el que dejó tres cortas antes de un rejón trasero y caído. La mala colocación del acero fue a lo que se sujetó la presidenta Genoveva para no conceder el trofeo que se le pidió con fuerza. A su segundo, Nulito, le dejó dos de castigo. Con Ojeda ofreció sus mejores pasajes de toreo a caballo, y es que a dos pistas anduvo magistral. Hasta entonces, todo en la querencia porque el manso no quería otros terrenos. A los medios se lo sacó con Bambino para colocar tres más previo piaffé de escasa conexión arriba. En el cambio de caballo, el insufrible de Terrón se echó al suelo y ahí estuvo un tiempo hasta que se le logró levantar... no podía ni con su alma. Apolo solo salió para dejar un notable par a dos manos, y en su lugar salió Óleo para clavar una rosa. Sergio tiró todo lo hecho por la borda por el mal empleo del rejón de muerte.

Pucherito ya salió de inicio con el freno de mano echado, escarbando y mirando a todos lados menos a Juan Manuel Munera, que le recetó dos de castigo sobre Romance. A lomos de Dámaso dejó tres largas de escasa conexión con el tendido, y es que el animal se desentendió de todo y el de Villarrobledo tampoco es que terminara de poner eso que le faltaba a la obra. Desplantes de cara al tendido no faltaron para animar un parlamento que no terminó de alzar el vuelo. Remontó un poquito con Arrebato, con el toro ya parado totalmente en la querencia y dejándose hacer. Terminó de medio arreglar el desaguisado sobre Misterio, dejando las cortas. La forma de matar, eso si, no fue la más ortodoxa, con un auxiliar en el ruedo echando un cable. Pero así, el rejón fue efectivo, el público la pidió y la presidenta la concedió. Al que cerró plaza, Violetero, lo esperó Romance en el centro del platillo para frenar su impetuosa salida y para dejar dos de castigo, el segundo con la vara colgando. A lomos de Quitasueños ofreció su mejor versión, aunque ésta no terminó de llegar arriba. Con quien sí llego fue con Arrebato y dos garapullos de notable ejecución. El público acompañó con palmas el cierre con Misterio y tres cortas antes de dejar un rejón deficitario y de eternizarse con el verduguillo. Eso le privó de tocar pelo de nuevo y de abrir la puerta grande.

 

  • Plaza de toros de Albacete. 7ª de la Feria de la Virgen de los Llanos. Casi lleno en tarde nublada y fría. Se lidiaron seis toros de Luis Terrón, correctos de presentación y reglamentariamente despuntados para rejones. Desentendido, descastado y soso el 1º; mansos y marmolillos sin nada dentro 2º, 3º y 4º; manejable el 5º; y se movió con interés el 6º.
  • Sergio Galán: ovación tras fuerte petición y ovación con saludos.
  • Diego Ventura: ovación con saludos y dos orejas.
  • Juan Manuel Munera: oreja y silencio tras aviso.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: