Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Citroen las flores APP
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Citroen las flores PC
PUBLICIDAD
Mercedes PC
PUBLICIDAD
Restaurante PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Los veterinarios de Cuenca dejan desierto su premio
El jurado posa con el trofeo, obra de Mónica Monreal, tras su deliberación.//Reyes Martínez
El jurado tilda el serial de «decepcionante»

Los veterinarios de Cuenca dejan desierto su premio

Leo Cortijo

El Colegio Oficial de Veterinarios de Cuenca ha dejado desierto el premio que anualmente entrega al mejor toro de la feria taurina de San Julián. En esta edición, la vigésima, el jurado no creyó conveniente otorgar tal distinción a alguno de los astados lidiados en el coso conquense durante los pasados 24 y 28 de agosto. Luis Colmenar, presidente de la institución, destacó que a nivel ganadero la feria fue «floja» en cuanto al comportamiento de las reses y que hubo «disparidad», además, en lo que atañe a la presentación de los animales. En conjunto, tildó el serial de «decepcionante» porque, «en líneas generales, todas las corridas fueron de más a menos».

Con todo, Colmenar afirmó que durante la deliberación hubo varios toros que salieron a la palestra con posibilidades de ser reconocidos. En concreto, cuatro: Astuto-30, de Román Sorando; Chiquito-96, de Pallarés; y Zapatero-95 y Jornalero-15, de José Vázquez. Sin embargo, el jurado –casi en su totalidad, salvo un miembro que votó por un toro y otro que se abstuvo– decidió dejar desierto el galardón. En este sentido, el presidente del Colegio reconoció que a la hora de tomar esta decisión «ha pesado más el sentir general de la feria, que el comportamiento de un animal en concreto».

Por esa razón, se mostró «decepcionado», y es que «el interés del Colegio Oficial de Veterinarios es reconocer la labor de un ganadero y que quede desierto el premio es una decepción». Ahora bien, se mostró esperanzado en que esto «sirva como aliciente» para futuras ediciones.

Además de por un nutrido grupo de veterinarios –fundamentalmente aquellos que conforman el equipo de la plaza– el jurado estuvo compuesto por Pedro Miota, como representante de los ganaderos de lidia; Laura Valencia, por parte de los profesionales taurinos; Francisco Alarcón, en representación de los medios de comunicación; y Fernando Bayo, como aficionado.

Hay que destacar que durante la pasada Feria de San Julián, el equipo de veterinarios de la plaza reconoció 35 toros, de los cuales 28 se declararon útiles y siete, no útiles. En total se acabaron lidiando 25 ejemplares, 21 útiles y tres no útiles.

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: