Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Caceres 2019 APP
PUBLICIDAD Alfarero Plata APP
PUBLICIDAD Citroen anual app movil
PUBLICIDAD
Caceres 2019 PC
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
PADEL PC
PUBLICIDAD
Alfarero Plata PC
PUBLICIDAD
Citroen anual home
PUBLICIDAD
Restaurante Recreo Peral
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Almerge anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Galería fotográfica del festejo.//Alberto Simón
Uno y medio de seis
Crónica Illescas. 1ª de la Feria del Milagro

Uno y medio de seis

Leo Cortijo

Otro Milagro más en Illescas. Y ya van cuatro desde que desembarcara Maximino Pérez en tierras toledanas. El festejo, rodeado de un ambiente espectacular, contó con un ‘No hay billetes’ en los tendidos colgado hace ya un mes. No pesó siquiera la ausencia de Manzanares a última hora. De los seis capítulos de la obra, nos quedaremos con uno y medio. El entero lleva la firma de Roca Rey, al que ya nadie va a descubrir. Su capacidad para conectar arriba con ese toro que empuja algo, por poco que sea, es invencible. Con el sexto le resultó imposible, pero a su primero lo desorejó merced a una labor marca de la casa, alternado un irregular toreo fundamental y un llamativo toreo efectista. La media llevó la rúbrica de Morante. Con el segundo del lote no mostró ninguna convicción y pronto lo dejó por imposible, sin embargo, con el que abrió tarde ofreció lo mejor en un inicio de faena mayúsculo. Torería a raudales. El que no apuntó prácticamente nada y en algunos momentos rayó por debajo de su lote fue Castella, lineal e irregular. Una pena porque en conjunto sorteó el mejor lote de una corrida de José Vázquez que tuvo un poquito de todo. Todo esto lo presenciaron desde la barrera del 2 el Rey emérito y la infanta Elena, que respaldaron un Milagro que crece cada año.

Morante de la Puebla saludó con gusto a la verónica al Aldeano que abrió tarde, con dos lances para enmarcar. Blandeó en el peto en el primer encuentro y por eso se protestó el segundo picotacito que se le dio. El inicio muleteril no pudo ser más torero, doblándose con el animal y dejando trincherillas antológicas. Torería a raudales. Lo mejor de la tarde. A partir de ahí la obra perdió en intensidad debido a la falta de fuerza del toro, al que no pudo bajarle mano ni exprimirlo al 100%. Eso sí, con cuentagotas –cuando hizo el toreo de quilates– la plaza fue un clamor, alabando la clase y la pinturería de un Morante inspirado. No pudo hacer más con menos. La estocada se le fue abajo y eso ensució en cierta manera un obra muy torera en su conjunto. Al Altivo que hizo cuarto no lo vio con el capote, ni de salida ni en el quite, para desilusión del personal. Composición y estética en el parlamento del sevillano, pero sin lograr dibujar tres seguidos y de efecto arriba. El toro, que se dejó sin más, no terminó de ser del gusto de Morante, que abrevió para cabreo de parte del público, que no entendió la poca disposición del coleta. El sainete con el acero terminó de desesperar a muchos, recriminándole la actitud.

Algo fría fue la salida de Entredicho, al que Sebastián Castella dio de salida como unos 1.000 o 1.001 capotazos sin ton ni son. En ese lanceo insustancial el animal se pegó un costalazo que luego se repetiría en dos ocasiones más, ya con la muleta. Con esa merma, el animal llegó de aquella manera al último tercio. Antes, Rafael Viotti dejó dos pares como dos soles. Así todo, la labor del de Beziers con el noblón y justo de casta pupilo de José Vázquez no levantó el vuelo en ningún momento y todo lo dispuesto, monótono y sin interés, se fue por el sumidero del olvido. Ni uno ni otro dijeron excesivamente nada. Pero especialmente el coleta, totalmente desdibujado. Estocada caída tras metisaca para cerciorar una obra bastante irregular. El guión se repitió con su segundo, Fusilero, al que lanceó de aquella manera y que también sufrió una voltereta. Ni el primero ni éste segundo se los brindó al Rey emérito. Castella comenzó trasteo a pies juntos entre las dos rayas con muletazos por alto para empezar a ahormar la embestida del burel, que se movió con transmisión en todo momento, aunque eso sí, haciendo amagos de rajarse. El animal tuvo calidad, y aunque adoleció de fortaleza y casta, valió para más de lo que mostró el francés, que no estuvo a la altura. Su faena, de dientes de sierra, solo dejó algunos retazos sueltos, pero nada redondo ni completo. El toro, aburrido del torero, terminó por descomponerse a la defensiva. Un pinchazo no fue óbice para que los tendidos illescanos pidieran la testimonial oreja.

A la remanguillé acudió al peto Desarmado, después de que Roca Rey pasase de largo la liturgia del tercio de varas. Como siempre. Donde sí se esmeró fue en el quite por Chicuelo, cuando se hizo un silencio sepulcral para tornarse en ovación atronadora. Tras  brindar al Rey, el inicio de trasteo fue explosivo. La plaza, manicomio. Todo entre las dos rayas del 2, con ayudados por alto, una arrucina inverosímil y un trincherazo tremendo. Después de lo de Morante en el primero, lo segundo mejor de la tarde. A partir de ahí, el peruano dibujó una obra a la que no le faltó ni una pizca emoción e interés, todo por debajo, ligado y de enorme conexión con el tendido. Una facilidad pasmosa para hacer todo y una solvencia todavía mayor con un buen toro de José Vázquez en el último tercio. Y es que se los tragaba todos, aunque eso sí, le faltó un extra de clase y una buena dosis de casta para terminar de ser completo. Roca tiró de él y su labor, alternando ambos pitones, siempre caminó en una línea alta, máxime cuando intercaló arrucinas y cambiados por la espalda improvisadnos para calentar a un público metido ya de lleno. La estocada, hasta los gavilanes, coronó el triunfo de dos orejas.

El Estragón que hizo sexto escuchó palmas de tango de salida. Se cambió el tercio de varas y siguieron las protestas en banderillas, pero no asomó el verde. Cabreo notable del público que no entendió cómo el blando animal siguió en el ruedo. Con semejante saldo se las vio el limeño, que no pudo hacer otra cosa que ver como el paupérrimo animal tendía a la querencia con el único pretexto de rehuir la pelea. Un querer y no poder. Capítulo vacío antes de terminar con dos espadazos en los sótanos, suficientes para que el animal doblara.

 

  • Plaza de toros de Illescas. 1ª de la Feria del Milagro. Lleno de ‘No hay billetes’ en tarde soleada y calurosa. Se lidiaron seis toros de José Vázquez, justos de presentación y cómodos de cara. Se dejó el noblón y suavón 1º; blando y con movilidad el 2º; se movió con transmisión pero a menos el 3º; deslucido el 4º; se movió con transmisión e interés el 5º; y mansurrón el imposible 6º.
  • Morante de la Puebla (blanco y azabache): oreja y pitos tras aviso.
  • Sebastián Castella (tabaco y oro): silencio y oreja tras aviso.
  • Roca Rey (gris perla y plata): dos orejas y silencio.
  • Rafael Viotti saludó una ovación para parear al segundo.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: