Por el piton derecho
Vicente Carrillo cabecera
PUBLICIDAD Citroen las flores APP
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
Citroen las flores PC
PUBLICIDAD
Mercedes PC
PUBLICIDAD
Restaurante PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Bien Porteno
PUBLICIDAD
libro carteles malditos
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Galería fotográfica del festejo.//Javier Guijarro
Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’
Crónica Albacete. 8ª Feria Virgen de los Llanos

Ya lo dijo el gran ‘Guerrita’

Leo Cortijo

Aunque algunos se la atribuyen al polifacético Charles Maurice de Talleyrand, para nosotros, los taurinos, la célebre frase la pronunció Rafael Guerra ‘Guerrita’: «Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible». Y cuánta razón llevaba. Este pleonasmo redunda en un principio tan cierto como primario: Si una cosa no puede ser por el motivo que sea, es que no puede ser; y si existiera la más mínima posibilidad de que pudiera ser, en ese caso, sería imposible. Más claro, el agua.

¿Qué le podemos pedir de más a una terna que se presenta en la feria de su ciudad, ante su gente y donde sale uno de los toros más serios de la temporada, después de haber toreado entre los tres la friolera de un festejo? Sí, repito por si no ha quedado claro: uno. Hasta hoy, Andrés Palacios, Sergio Serrano y Diego Carretero solo habían toreado una corrida de toros entre los tres. Una desde que se alzó el telón allá por el mes de marzo. No te creas que no tiene miga. En esta tesitura, son más que lógicas y entendibles las carencias que evidenciaron. Lo hicieron en cascada. El que más, Diego, que dejó escapar un sexto de nota y cortó una orejita de muy poco peso. A medio camino, Andrés, que pechó con el peor lote, aunque dejó detalles caros al natural y en la composición. Y el que menos, Sergio, al que solo la espada privó de un triunfo importante después de abandonarse y entregarse por completo ante el extraordinario pitón izquierdo del quinto. Sé que es algo que exige el pliego y que vela por los toreros de la tierra, pero como dijo ‘Guerrita’: Lo que no puede ser, no puede ser, y además…

Sergio Serrano tuvo en su mano el triunfo. Si no de dos orejas, por lo menos de una. Fue en el quinto capítulo de la tarde, al que recibió –como a su primero– a portagayola. Candelito era feo hasta decir basta, pero su pitón izquierdo atesoraba oro. Es cierto que el público no terminó de entrar en la faena hasta su ecuador, debido a que no ligó de inicio los muletazos en la series. Esa primera mitad, a derechas, se perdió entre la nada. Ahora bien, al natural cambió radicalmente el asunto. El bomboncito, noblón y suavón de Torrestrella se los tragó de todas las formas. Arrebatado, abandonado y totalmente entregado, dejó naturales mirando al tendido a cámara lenta de enorme conexión. Detalles por abajo de peso y buenos pasajes por ese flanco. Se vació por completo con un animal que tuvo un pitón izquierdo para soñar el toreo. Todo iba perfecto. Lo tenía en su mano, nunca mejor dicho, pero el fallo con la espada hizo volar todo por los aires. El presidente Coy, más en su sitio que nunca (bien, Genoveva, por lo que te toca), aguantó la petición y Sergio dio una aclamada y merecida vuelta al ruedo. La faena al primero de su lote, Regidor, un sardo bien hecho que abría mucho la cara, se la brindó a su madre. A este parlamento le costó tomar vuelo de inicio, pero lo comenzó a hacer cuando tomó la zurda y aprovechó como buenamente pudo la noble pero deslucida embestida del burel, que no terminó de entregarse debido a la falta de humillación. Por el derecho tanteó posibilidades, pero le resultó imposible. Cerró la faena de disposición y entrega con ajustadas manoletinas. Con la espada anduvo realmente mal y eso afeó bastante lo dispuesto.

El Industrioso que abrió tarde, de El Ventorrillo, que remendó la corrida de Torrestrella, buscó de salida la puerta por la que había entrado. A pesar de ello, Andrés Palacios le recetó un par de verónicas de nota alta. La mansedumbre del toro se evidenció todavía más tras salir de najas del encuentro con el varilarguero. Tras brindar al público, comenzó alternando pases por alto con notables detalles por abajo para sacarse al mansurrón a los medios. En esos terrenos resultó del todo imposible, y el diestro se fue con él a la puerta de toriles. Allí dejó otros dos naturales soberbios, pero el animal, a la huida, se fue hasta el 5, donde a Palacios no le quedó otra que rendirse ante lo imposible. Una pena, porque su concepto al natural fue extraordinario cuando se le pudo ver. El saludo capotero a su segundo, Chulapín, fue de lo mejorcito de la tarde, lanceando con gusto a la verónica. Galleando lo condujo al peto, donde hizo sonar el estribo de mala manera. Andrés tardó demasiado en encontrarle el aire al toro, que lo pedía todo por abajo, y él se empeñaba en ir un escalón por encima. Con la zurda, su gran tesoro, ni se le vio. Los pases –muchos– al manejable resultaron vacuos de consistencia y emoción. Ni uno ni otro terminaron de dar ese golpe en la mesa… aunque el que más lo necesitaba era el torero. Y no lo dio. Ese mismo poco convencimiento fue el que demostró a la hora de estoquear.

Al Lanablanca que hizo tercero solo se le señaló el suerte antes de que Diego Carretero quitara por Chicuelo. Comenzó labor dando distancia en las tres primeras a derechas, embarcando con el pico y tirando líneas. Al blandito animal de Álvaro Domecq se lo hizo todo por arriba, cuando había que haberle bajado la mano. Con la siniestra probó un par de veces, en ambas le desarmó y desistió. Regresó a la diestra, con un toro ya a la escapada, para dejar un ramillete de muletazos atropellados y sin ningún brillo, que fue el común denominador de un trasteo muy gris ante este mansito y deslucido. Cerró plaza el ofensivo y astifino Pocosol, el más serio del desigual encierro. La comunión entre toro y torero tardó en llegar. Y eso fue en el debe del diestro, que tardó en encontrarle el aire al buen torrestrella, a la postre de lo mejorcito. Por un lado y por otro se afanó el de Hellín sin conseguir mayor premio que muletazos sueltos sin pulcritud y sin terminar de domeñar por abajo. El toro, que pidió más contrincante delante, terminó por aburrirse ante tanto pase y más pase en balde. La espada no viajó a buen sitio, pero tuvo la fortuna (entiéndaseme) de ser encunado en los pitones sin consecuencias. Y digo fortuna porque solo eso justifica la minoritaria petición y la oreja de chiste que Coy le entregó, y que previamente le había negado a Sergio.

 

  • Plaza de toros de Albacete. 8ª de la Feria de la Virgen de los Llanos. Casi dos tercios de entrada en tarde agradable. Se lidiaron cinco toros de Torrestrella y uno de El Ventorrillo (1º), muy desiguales de presentación. Mansurrón de libro el 1º; sin humillar el noble y deslucido 2º; deslucido el mansito 3º; manejable sin terminar de entregarse el 4º; de un extraordinario pitón izquierdo el noblón y feúco 5º; con un fondo interesante el 6º.
  • Andrés Palacios (grana y oro): ovación con saludos y ovación con saludos y protestas.
  • Sergio Serrano (verde botella y oro): ovación con saludos y vuelta al ruedo.
  • Diego Carretero (blanco y oro): silencio tras aviso y oreja.
  • Francisco Javier Ramos y David Gómez saludaron una ovación tras parear al segundo. Juan Pablo Molina se marchó ovacionado tras picar al sexto.

 

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: