Por el piton derecho
PUBLICIDAD jaen app 2022
PUBLICIDAD Arenas San Pedro APP
PUBLICIDAD Las Flores app
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
toros en corella pc
PUBLICIDAD
jaen pc 2022
PUBLICIDAD
Arenas de San Pedro PC
PUBLICIDAD
Torremangana PC
PUBLICIDAD
Autoprima PC 2022
PUBLICIDAD
Autozeta PC 2022
PUBLICIDAD
Las Flores pc
PUBLICIDAD
mamba pc
PUBLICIDAD
recreoPC
PUBLICIDAD
Muebles Angel Casas versión PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
Entrevistas. Al Natural
Volver
«Mi cuerpo salió por la Puerta Grande, pero yo no iba en él»

«Mi cuerpo salió por la Puerta Grande, pero yo no iba en él»

Se presentó en San Isidro con la de Araúz de Robles como uno de los más tapados de todo el serial. Ángel Téllez ha sido proclamado triunfador y torero revelación de la Feria de San Isidro 2022. El toreo al natural que brotó de su muñeca aquella tarde le hicieron ganarse la segunda sustitución de Emilio de Justo del pasado 27 de mayo con la de Victoriano, cuando consiguió conquistar el corazón de Madrid haciendo el toreo eterno, el bueno, el más difícil y el que fue capaz de poner de acuerdo a las 23.000 almas que colapsaban los tendidos venteños. Le ha cambiado la vida en diez días. Volver a la normalidad de antes resulta complicado. Aquella en la que no estaba en boca de nadie hasta su paso por Madrid, cuando empezó a estar en la de todo el mundo. Ya tiene mucho por delante. De momento, Pamplona tendrá que esperar.
Darío Juárez

- ¿Qué se siente al saberse triunfador de la feria más importante del mundo?

- Yo trato de afrontarlo desde la serenidad, aunque sea muy difícil porque el cambio ha sido muy brusco en muy poco tiempo. Intento tratar de normalizarlo, de vivir esta situación con tranquilidad. Porque al final yo creo que eso va conmigo, con mi forma de ser.  Creo que esto no ha hecho más que empezar; tengo que decir que ahora de verdad estoy donde quiero estar. Y estoy deseando que esto eche a andar otra vez. Lo asumo con total confianza, con una moral altísima y, sobre todo, desde la serenidad y la tranquilidad de tener los pies en el suelo, pues es de la manera que estoy seguro que podré lograr todos mis objetivos.

- ¿Cómo es eso de que a uno le cambie la vida en 10 días?

- Es curioso. A raíz de mi paso por San Isidro el teléfono ha cobrado otra vida distinta. Hasta antes de llegar a Madrid costaba mucho que te atendieran,  que saliesen las cosas... Lógico. Yo lo normalizo ahora y soy más consciente que nunca de que era normal.  Al final, es una profesión que es así. Y a raíz de este paso por San Isidro está habiendo un montón de llamadas de empresas que quieren contar conmigo. La verdad es que estoy muy ilusionado con esta temporada.

- Se entregó a Madrid.

- Antes de que saltase el sexto toro al ruedo, en mi cabeza estaba la de estar tranquilo, la de tratar de mantener la misma línea que había seguido con el toro anterior y en la primera tarde con la de Araúz. Al final, eso había sido lo que había funcionado y con lo que yo me había encontrado a gusto. Y si tenían que pasar cosas importantes, la forma de hacerlo tenía que ser por la misma vía que lo había conseguido. En ningún momento se me pasó por la cabeza nada nuevo. Yo solamente estaba tranquilo, confiado -porque la tranquilidad me dio esa confianza-, y buscando constantemente el poder mostrar el toreo que tengo en la cabeza. Estaba convencido que mostrándome como yo quería, el resultado iba a ser algo grande.

- ¿Ha logrado describir ya aquellos olés?

- Las sensaciones de ese día fueron mágicas, intensas. Hubo momentos toreando que fueron realmente increíbles. El poder torear un toro, el que haya una conjunción con una embestida brava y el público lo viva y lo sienta con tal emoción, es realmente increíble y único. Es una cosa que llevas toda la vida queriendo experimentar. Que más o menos, en tu cabeza te haces idea o intentas hacerte una idea de cómo puede ser eso, pero aquello superó todo lo que yo pensaba de ese momento.

- ¿A qué supo esa Puerta Grande?

- La Puerta Grande es otro momento único que, aunque traté de vivirlo desde el máximo disfrute y de sentir a todo el que me rodeaba, fue un momento muy fugaz. Cuando llegué al hotel y los días posteriores trataba de recordar imágenes de ese momento, porque fruto de la emoción me hacía tener lagunas, como flashes. No tenía un recuerdo nítido. Tratando de describir ese momento, porque salía mi cuerpo pero yo no iba en él. Esa era mi sensación. Iba por allí, flotando. Porque mi cuerpo iba en volandas, pero debido al fruto de esa emoción yo no iba sentado en él.

- ¿Y ahora qué viene?

- Lo más próximo es una corrida de José Luis Pereda el próximo día 24 en Segovia, en mano a mano con Daniel Luque. Y al día siguiente las semifinales del certamen de la Copa Chenel, en el que estaba anunciado antes de que pasase este boom de Madrid y en el que tengo todas mis ilusiones puestas. Más adelante, en julio, la empresa después de la actuación con la de Araúz de Robles, ya sabía que tenía que estar anunciado en la Feria de Julio de Valencia.

- ¿Y Pamplona?

- La ilusión que tengo por torear en Pamplona es enorme, es muy grande. Todo el mundo tiene las imágenes de cómo se vive el encierro y la fiesta en esa ciudad, esa semana, y yo tengo la ilusión de que en próximos años pueda ir y cumplir un sueño de verme anunciado en esa fantástica feria.

(Tras la tarde del 27, la empresa se pone en contacto con Téllez para decirle que ya tenían prácticamente hecha la feria. Quedaron en esperar, de mutuo acuerdo por ambas partes, a otro año si así tiene que ser).

- En cualquier caso, volver a su normalidad se presiente complicado.

- Obviamente, el teléfono está sonando mucho y es un momento muy importante en mi carrera en el que todas las decisiones que se tomen tienen que estar muy pensadas y maduradas. Y es muy bonito que en cuestión de diez días, mi nombre pase de no estar en boca de nadie a estar en boca de todo el mundo.

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @dariojuarezc
Comparte y comenta esta noticia: