Por el piton derecho
vicente carrillo
PUBLICIDAD toros jaen app
PUBLICIDAD citroen version app
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
toros jaen
PUBLICIDAD
Hotel Torremangana PC
PUBLICIDAD
citroen version pc
PUBLICIDAD
mercedes benz pc
PUBLICIDAD
kiapc
PUBLICIDAD
recreoPC
PUBLICIDAD
francesilla y mamba pc
PUBLICIDAD
Muebles Angel Casas versión PC
PUBLICIDAD
r22 version pc
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
PUBLICIDAD
Vicente Carrillo lateral
Volver
Morante, Roca y De Justo, cartel estrella en Cuenca
La feria taurina de Cuenca presenta sus carteles.//Julio Palencia
Maximino Pérez presenta la feria de San Julián

Morante, Roca y De Justo, cartel estrella en Cuenca

Leo Cortijo

Ya están aquí, como todos los años por estas fechas, los carteles de la feria taurina de San Julián. Después del irremediable parón de 2020 a consecuencia de la pandemia, regresa en una versión más reducida lo que el empresario Maximino Pérez etiquetó en su momento como “la Champions del toreo”. Más allá de los nombres propios que configuran el ciclo, que se desarrollará entre el viernes 20 y el lunes 23 de agosto, lo más importante es que el coso del Paseo de Chicuelo II volverá a escuchar los clarines y timbales, volverá a ver el chispeante crepitar de los paseíllos y volverá a vibrar con las faenas de los mejores maestros.

Uno de los tres carteles presentados por MaxiToro sobresale por encima del resto. Es, sin duda, el cartel estrella de esta feria, la guinda al ciclo. Morante de la Puebla, Emilio de Justo y Roca Rey se medirán a un encierro de la ganadería de José Vázquez. Dos de las figuras más importantes del escalafón y dos de los conceptos del toreo que más filias despiertan entre los aficionados a la tauromaquia, se verán las caras con el torero del momento. De Justo es uno de los nombres propios más destacados de las tres últimas temporadas. Sin ir más lejos, su corte clásico, puro y ortodoxo le valió para abrir la puerta grande de Las Ventas hace unos días.

En el otro cartel de toreo a pie están anunciados tres toreros de un corte muy distinto con el objetivo de satisfacer todos los gustos de la afición, y más en un año en el que se ha tenido que reducir el número de festejos. El Fandi compartirá paseíllo con la rotundidad de Miguel Ángel Perera y Daniel Luque, una de las sensaciones de los últimos tiempos merced a esa exquisitez renovada en su toreo. Además, el de Gerena ya sabe lo que es triunfar en Cuenca, pues hace ahora justo diez años fue el encargado de indultar al toro Carcelero. La terna estoqueará un encierro de La Palmosilla.

El domingo 22 es el turno de arte de Marialva. La máxima figura del toreo a caballo de todos los tiempos, Diego Ventura, vuelve a Cuenca junto a su espectacular cuadra para deleitar a los amantes del rejoneo. El jinete de la Puebla estará acompañado por Rui Fernandes y Leonardo Hernández para vérselas con un encierro de la vacada de Luis Terrón. La feria dará el pistoletazo de salida con un concurso nocturno de recortadores el viernes 20.

El compromiso del empresario con respecto a Cuenca y a su feria taurina es máxime. Maximino Pérez es consciente de que éste es un año “muy difícil” y que la decisión de dar el paso al frente “no ha sido fácil”, pero que en juego estaba el “futuro” del serial sanjulianero y que por eso no podíamos “saltarnos otro año más”. En este sentido se ha apoyado en la “gran cantidad” de mensajes, llamadas y comentarios en las redes sociales que ha recibido durante las semanas previas. “Me han demostrado que había muchas ganas de feria y eso me ha cargado de moral”, comenta el gestor del coso a La Tribuna.

En cuanto a los carteles, cree que es un “ferión” y “más para la reducción de aforo” a la que hay que hacer frente. “Tenemos a las tres máximas figuras del toreo a pie, al mejor rejoneador, al torero emergente más importante, a las mejores ganaderías… En conjunto es la esencia de lo que la gente espera”, explica convencido. El empresario, ilusionado con las combinaciones del ciclo, afirma que se conforma “con que la respuesta del público sea buena, embistan tres o cuatro toros por tarde y que la gente salga contenta, que al fin y al cabo es de lo que se trata”.

El camino hasta llegar aquí no ha sido nada fácil. De sus más de dos décadas de gestión al frente de la plaza de Cuenca, Pérez tiene claro que ésta ha sido la feria “más compleja” de elaborar, y “eso que ha habido carteles impresionantes como varias corridas monstruo, la reaparición de Cristina Sánchez y de Jesulín de Ubrique o la presencia de José Tomás, entre muchos otros”. El San Julián de 2021 pasará a la historia por ser el de cruzarse a pitón contrario y arrimar el hombro por un bien común como es el futuro de la tauromaquia. Algo de lo que han sido conscientes los toreros al bajarse sus honorarios para que el ciclo salga adelante, según subraya el empresario.

Debido al cumplimiento de la limitación de aforos, este año no habrá comercialización de abonos, por lo que la venta de entradas sueltas para cada uno de los festejos comenzará a partir del próximo lunes. Entonces se establecerá un periodo de diez días de prioridad a los abonados para que puedan adquirir las localidades que deseen, siempre según disponibilidad. Esta compra se podrá hacer de forma presencial en la taquilla de la plaza de toros o por teléfono. La empresa ha comunicado que los precios se mantienen inalterables con respecto a 2019 y que los abonados mantendrán la titularidad de su abono para la temporada 2022. Transcurrido el plazo de diez días, se abrirá el periodo de venta para todos aquellos que, sin ser abonados, quieran disfrutar de la Champions.

Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: