Por el piton derecho
PUBLICIDAD jaen app 2022
PUBLICIDAD Arenas San Pedro APP
PUBLICIDAD Las Flores app
SIGUENOS EN
PUBLICIDAD
toros en corella pc
PUBLICIDAD
jaen pc 2022
PUBLICIDAD
Arenas de San Pedro PC
PUBLICIDAD
Torremangana PC
PUBLICIDAD
Autoprima PC 2022
PUBLICIDAD
Autozeta PC 2022
PUBLICIDAD
Las Flores pc
PUBLICIDAD
mamba pc
PUBLICIDAD
recreoPC
PUBLICIDAD
Muebles Angel Casas versión PC
PUBLICIDAD
Banner Nazareno y oro anual
Volver
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
GALERIA FOTOGRAFICA DEL FESTEJO.//PD
Una cuestión de amores
Crónica Albacete | 7ª Feria Virgen de los Llanos

Una cuestión de amores

Leo Cortijo

Morante miraba con cara de asombro y a la nada cuando en el ruedo aparecía un sobrero de Samuel Flores en lugar del cuarto de la lidia ordinaria. Un error berlanguiano en los corrales de la plaza de Albacete que dejó sin palabras al torero de La Puebla, cosa que resulta difícil. No hacía otra cosa que encogerse de hombros. Sea por lo que sea, Morante no termina de entrar en esta plaza y esta plaza no termina de entrar en Morante. Primero se pasó años y años sin venir y ahora cuando parece que quiere, los imponderables se cruzan en su camino. La afición albaceteña le abroncó en exceso en sus dos capítulos. En el primero porque ni lo quiso ver, aunque el toro, cierto es, no valió un pimiento. En el segundo, que valió algo más sin ser nada del otro mundo, dejó pinceladas de la tauromaquia más cara que se puede despachar. ¿Saben cuál es la prueba del algodón? Cómo sonaron los olés en las cuatro verónicas que cinceló. La plaza crujió como nunca en lo que llevamos de feria y puede que no lo vuelva a hacer así hasta el final. Cierto es también que los pitos atronaron, pero con Morante ya se sabe: el extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde.

El triunfador de la tarde fue Ureña que, en parte, hizo rememorar la versión más pulcra y lucida del torero murciano. Albacete le quiere, lo ha acogido como uno más de la casa; como hijo de Dámaso. Es un amor apasionado. En su caso el dilema es si su faena de dos orejas tiene el mismo peso que la de Juan Leal. Genoveva entendió que el premio debía ser el mismo… y evidentemente no lo es. Una sola serie de Paco mejoró todo el trasteo de Juan. Cuestión de amores...

Tardó un pestañeo Morante en generar el primer runrún en la plaza. Y no para bien. Nada más abrirse de capa, torció el morro cuando vio que el de Samuel tomaba su percal con las manos por delante y con la cara por las nubes. Ese runrún tornó en pitos cuando lo metió por tercera vez al jaco… Pernachiquillo, que así se llamaba, se paró y se dolió en banderillas. Y para de contar, pues el de La Puebla no lo quiso ni ver con la muleta. Salió con el estoque ya montado, tiró por la calle de en medio y no le dio ni uno. Cierto es que el animal se descompuso, pero también que ni lo intentó. Les diría que hasta mejor porque así nos ahorró un sopor.

Hubo un momento berlanguiano en el cuarto capítulo de la tarde, ya que en lugar del toro anunciado tras el sorteo, salió el primer sobrero, de Samuel Flores y con la divisa de Garcigrande. Morante, que bastante había tenido ya con el primero, miró ojiplático el desaguisado. Tras una larga llamada, la usía volvió a sacar el pañuelo y entonces sí, salió Mediodía, al que recetó tres lapas con la capa que hicieron retumbar los olés. Al animal se le picó duro y no muy bien. Que Morante no conectó con una parte mayoritaria de la afición de Albacete quedó claro también en este capítulo, pues a pesar de dejar pinturería cara y destellos de altísimo valor, sobre todo con el capote y en cuatro derechazos de cartel, parte del respetable le reprochó. Propuso y dispuso en el toreo fundamental con un animal descastado y reservón que apuntó bien poco… pero ni por esas. Sí los hubo, dicho queda, que las supieron valorar.

Paco Ureña sorprendió a los miembros de su cuadrilla con el quite por gaoneras a Amante porque ya estaban dispuestos con los rehiletes en la mano. Lance tras lance, el burel salió suelto hasta que el murciano lo ató y bien atado desde el primer muletazo en el centro del platillo. Ahí planteó una labor de mano baja (en algunos pasajes la bajó hasta el infierno) y que siempre fue a más fundamentada casi en exclusiva en el pitón derecho. Un flanco por el que el pupilo de Domingo Hernández fue un auténtico cañón. Calidad y acometividad para hacer y deshacer a placer. Toreo hondo y profundo por momentos, aunque algo atropellado en otros, cierto. Hubo detalles sueltos de peso y exposición. Paco quiso hacer las cosas bien. La estocada recibiendo terminó de calentar al respetable, que pidió con fuerza las dos orejas que la presidenta concedió. En el quinto, que brindó al Niño de Belén, destacó Pedro Iturralde con la vara. Con la muleta el de Lorca anduvo en dientes de sierra. Disposición con un ejemplar de Samuel descastado y que se dejó acortando el viaje. Meritorios pasajes por el derecho y buenas intenciones también por el izquierdo, aunque hubo demasiados altibajos. Faltó rotundidad en líneas generales e ir definitivamente a por el toro.

El debutante Ángel Téllez brindó a la afición la faena a Maniatado, que lució el hierro de Garcigrande. Su parlamento no llegó nunca a buen puerto. Sumido en un mar de dudas, cambió terrenos y distancias continuamente para no terminar de encontrar la comunión con el animal. No dio con la tecla. Desdibujado, el coleta alternó ambos pitones sin decir prácticamente nada y sin confiarse ante la embestida descastada y sosa de su oponente, que además se puso gazapón y repuso tras cada lance, lo que le hizo perder pasos a cada instante. El que cerró festejo, el segundo Pitanoches de la tarde, se desentendió de todo lo que se le hacía. Iba y venía a media altura porque estaba ahí y no quedaba otra. Téllez aprovechó esa inercia por ambos pitones y dejó algunos retazos interesantes sobre todo al natural a pies juntos. Exposición y colocación en las postrimerías, cobrando una fea voltereta sin aparentes consecuencias.

 

  • Plaza de toros de Albacete. 7ª de la Feria de la Virgen de los Llanos. Tres cuartos de entrada en tarde soleada y calurosa. Se lidiaron tres toros de Samuel Flores (1º, 5º y 6º), otros dos de Garcigrande (3º y 4º) y uno más de Domingo Hernández (2º), desigualmente presentados. Descompuesto el inédito 1º; a más y con un gran pitón derecho el notable 2º en la muleta; descastado y soso el gazapón 3º; descastado y reservón el 4º; se dejó acortando el viaje el descastado 5º; y se movió desentendiéndose el 6º.
  • Morante de la Puebla (obispo y oro): pitos y división de opiniones.
  • Paco Ureña (pizarra y oro): dos orejas y ovación con saludos tras aviso.
  • Ángel Téllez (blanco y oro): silencio tras aviso y oreja tras dos avisos.
  • Pedro Iturralde destacó picando al quinto. 
Sigueme en Twitter Sígueme en Twitter @leo_cortijo
Comparte y comenta esta noticia: